Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

09 de Noviembre de 2016

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.agenciasinc.es
Bajo licencia Creative Commons / www.agenciasinc.es

Alrededor de 400 mil adultos chilenos con diabetes -es decir, uno de cada tres pacientes- sufren de retinopatía diabética, una complicación ocular asociada a altos niveles de glucosa y que es la principal causa de pérdida de visión en la población laboralmente activa.

A nivel internacional, son 93 millones de personas las afectadas por este trastorno. Por eso, el Día Mundial de la Diabetes este año -que se celebra el próximo 14 de noviembre- tiene la salud visual como su principal objetivo.

En el país, la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (Soched) y la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof) se han unido para crear conciencia sobre esta problemática y promover su prevención en la población general.

"Es la glicemia alta lo que produce esta complicación, de manera que con un buen control glicémico se puede prevenir", explica la doctora Carmen Gloria Aylwin, vicepresidenta de la Soched. Pero también "es fundamental que anualmente las personas con diabetes se realicen un examen de fondo de ojo, que es lo que permite diagnosticar si existe alguna alteración en la retina", agrega.

Los altos niveles de glucosa dañan la retina, "ya que los vasos sanguíneos que la irrigan se hinchan, revientan o se tapan. En otros casos aparecen vasos anormales. Como consecuencia, se producen hemorragias retinales o un desprendimiento de retina, lo que lleva a una pérdida de visión irreversible", agrega el doctor Javier Corvalán, presidente de la Sochiof.

En sus etapas iniciales, la retinopatía diabética no produce síntomas, lo que retrasa su diagnóstico y tratamiento. "En fases avanzadas aparecen puntos flotando en la visión, visión borrosa, áreas oscuras en el campo visual, mala visión nocturna y percepción de colores descoloridos", precisa Corvalán.

De allí la importancia de mantener la glicemia bajo control y realizarse exámenes preventivos. Sobre todo, considerando que el 80% de los casos de ceguera asociados a este trastorno son prevenibles.

 
Publicado en: 
El Mercurio por C. González