Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

02 de Octubre de 2015

Temática

AFP, El Mercurio
AFP, El Mercurio

Una alimentación rica en fibra -o sea, abundante en frutas, vegetales y legumbres, similar a la dieta mediterránea- se asocia a una serie de ventajas para la salud. Y no es necesario que alguien sea vegetariano para obtener estos beneficios.

Según los científicos, aunque comer estilo vegetariano o vegano asegura una gran cantidad de fibra en la dieta, quienes se ajustan estrictamente a una alimentación mediterránea logran los mismos beneficios, ya que también consumen mucha fibra.

Así lo advierte una investigación realizada con adultos saludables de distintas ciudades de Italia. En ella se vio que cuando la fibra entra en contacto con las bacterias digestivas, produce los llamados "ácidos grasos de cadena corta", que tienen un efecto antiinflamatorio, y eso ayuda a tener menos riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular, entre otras patologías. Los resultados del trabajo se publican en línea en la revista Gut, del grupo editorial British Medical Journal.

Mejor digestión

"Los ácidos grasos que produce la digestión de la fibra dan energía a las células del intestino, lo que les permite tener un mejor funcionamiento y a la persona tener una mejor salud", dice la doctora María José Escaffi, nutrióloga de Clínica Las Condes.

Algunos de los ácidos grasos se eliminan "y otros se absorben y pasan a la sangre, ejerciendo su efecto antiinflamatorio en el organismo y previniendo varias enfermedades", explica la doctora en fisiología Victoria Velarde, profesora asociada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica.

Ambas especialistas coinciden en que el trabajo incluyó pocas personas, 51 en cada tipo de dieta: vegetariana, vegana y mediterránea, sumando un total de 153.

Pero lo que el trabajo deja en claro es que no se necesita comer solo verduras para tener una buena salud.

"La dieta mediterránea es una combinación equilibrada de varios nutrientes, que también es muy saludable", dice la doctora Velarde.

Por el contrario, cuando las personas comen más carnes rojas, más grasas y menos vegetales y frutas se produce una sustancia llamada óxido de trimetilamina, que se asocia a enfermedades cardiovasculares.

Publicado en: 
Por Sebastián Urbina, El Mercurio