Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

30 de Marzo de 2016

Temática

Foto: Gentileza CLC / El Mercurio
Foto: Gentileza CLC / El Mercurio

La obesidad y las enfermedades que se derivan de ella, como la diabetes o la resistencia a la insulina, siguen en aumento en todo el mundo. Y la medicina continúa buscando innovadoras terapias que le permitan combatir esta epidemia.

Por eso, hoy, además de las llamadas cirugías bariátricas -como el bypass gástrico o la cirugía en manga-, se está ofreciendo una nueva y segura opción de tratamiento para estos pacientes.

Se trata de un procedimiento que consiste en reducir el tamaño del estómago a través de una endoscopía, es decir, un tubo que entra por la boca de la persona y baja hasta el estómago, órgano al que se le ponen puntos por dentro. Con esto se logra que la persona baje un 50% de su exceso de peso, y se reduce el riesgo de complicaciones.

Esta es una alternativa que el doctor Manoel Galvao, experto internacional en esta técnica, presentará a través de videoconferencia este jueves en el IV Simposio Latinoamericano Endosur, encuentro médico que se inicia hoy en Clínica Las Condes.

"Esta técnica es como una 'prima distante' de la manga gástrica. La diferencia es que aquí suturamos el estómago por dentro y reducimos la capacidad de este órgano en un 50%", explica a "El Mercurio" desde Sao Paulo el especialista. Además, se ha comprobado que el tránsito de los alimentos se hace más lento, lo que ayuda a la persona a sentirse satisfecha.

El equipo de endoscopía, llamado OverStitch, dice, está aprobado por la FDA y la agencia eruropea que controla las nuevas tecnologías médicas.

"Aunque tiene los riesgos de cualquier sutura en cuanto a sangrado o infección, el perfil de seguridad de esta técnica es muy bueno", dice el doctor Galvao. Según explica, la intervención se ha hecho en pacientes de distintos países, "con los mismos buenos resultados".

El procedimiento dura una hora y media, y el paciente se puede ir el mismo día a su casa o a la mañana siguiente.

Pronto en Chile

"Este año comenzaríamos la experiencia en Chile, ya que aún se debe definir el protocolo para su uso", dice el doctor Marcos Berry, cirujano digestivo de Clínica Las Condes.

Lo importante, dice, es que este procedimiento permitirá operar a muchos pacientes que no querían o no podían someterse a una cirugía.

"Hay que tener en cuenta que existen 600 mil pacientes obesos en el sistema público de salud que son candidatos a operarse para bajar de peso, pero estamos operando a10 mil al año, por lo que es imposible solucionar este problema solo con cirugías", explica el doctor Berry.

Otro aspecto que se tratará en el encuentro y sobre el que llama la atención este especialista, es el creciente número de adolescentes que necesita operarse. Para esto deben cumplir varias exigencias como, por ejemplo, que tengan la suficiente madurez física y psicológica, que los padres estén muy comprometidos con este tratamiento y los cambios de estilo de vida que deberá realizar el hijo.

"En todo caso, la recompensa de operar adolescentes es que uno ve un impacto muy positivo en su personalidad, mejora su autoestima y su confianza", dice Berry.

Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina