Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

02 de Mayo de 2016

Temática

Foto: RI-MUHC / El Mercurio
Foto: RI-MUHC / El Mercurio

Los juegos siempre se han visto como un entretenimiento, pero ahora médicos e informáticos han empezado a desarrollar unos que sirven, además, para lograr efectos positivos en la salud.

Puede ser desde un juego de cartas en línea, hasta una aplicación para celulares, pero "específicamente diseñados para cambiar el comportamiento que afecta a la salud individual", explica a EFE el doctor Yuri Quintana, profesor de medicina de la U. de Harvard y director de la Global Health Informatics.

Quintana, nacido en Canadá, presentó esta semana en Barcelona el primer curso sobre tecnología aplicada a la salud: los "Serious Games for Health" ("Juegos Serios para Salud"), dirigidos a enfermos, personas que quieren mejorar su salud y profesionales sanitarios para educarlos sobre nuevos tratamientos.

"No solo es transmitir conocimiento, sino que también es motivar un cambio de comportamiento y poder sostenerlo en el tiempo".

Más motivación

Por ejemplo, Quintana creó un videojuego para que los niños con cáncer entiendan su enfermedad, en el que unos personajes que son la quimioterapia luchan contra las células cancerígenas.

Actualmente, está desarrollando otro juego para que las mujeres embarazadas adopten estilos de vida más saludables y que transmitan este conocimiento a sus hijos.

La tendencia comenzó hace unos diez años, y cada vez gana más reconocimiento. "La tecnología facilita la creación de un 'juego serio', pero la solución está en el diseño, la psicología y la motivación", aseguró Quintana.

Según el experto, "el 50% de las personas que tiene que seguir un tratamiento en el hogar, tomando pastillas o haciendo ejercicios, no lo hace porque les falta motivación".

Por eso hay que crear juegos que motiven a la gente a seguir "sus tratamientos en casa y que pongan esa información en un juego", dice el médico, quien precisa que las personas tienden a mentir a sus médicos, mientras que no tienen problemas en contar la verdad a un sistema informático que no los juzga.

"Hay muchas aplicaciones (de salud) que después de dos semanas no se usan", porque no fueron bien diseñadas, precisa, aunque eso es algo que siempre pasa cuando "un campo es nuevo".

Publicado en: 
Vida, Ciencia y Tecnología, El Mercurio