Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

16 de Mayo de 2016
Infografía: La Tercera
Infografía: La Tercera

Envases XL y el diámetro de platos y cubiertos inciden en mayor consumo de calorías.

Hace 30 años una bebida de un litro alcanzaba para cuatro o cinco personas y un solo vaso pequeño duraba todo el almuerzo. Algo absolutamente imposible en una familia promedio hoy.

Según Samuel Durán, presidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, en la actualidad las porciones de las comidas a las que estamos acostumbrados son mucho más grandes que hace 50 o 30 años y prueba de ello es que hoy un plato “moderno” simplemente no cabe dentro de un horno microondas. 

“Hace 50 años se inicia el cambio en las porciones de la comida rápida, la industrialización de los alimentos. Y en los últimos 20 o 30 años, las porciones de todas las comidas han aumentado. Nos hemos acostumbrados a comer los platos llenos, ya no tomamos en taza sino en tazón, creemos que la bebida individual es la de 600 cc y al envase que debiera ser una porción, le llamamos bebidas mini”, señala Durán.

Este aumento de tamaño incide en el sobrepeso y la obesidad de la población. “Por ejemplo, hace 20 años tomarse un café en un local era un café expreso de 200 cc con azúcar o endulzante y un poco de leche. Hoy tenemos cafés de casi medio litro, con crema, azúcar, jarabes. Pasamos de consumir casi cero calorías a 500. Casi un tercio de lo que debiera consumir una mujer normopeso al día”, explica Durán.

Respetar las porciones

A juicio del experto, las porciones aumentadas se deben en parte a la estrategia de la industria para generar un mayor consumo. De ahí que hoy en el mercado se vendan bebidas de tres litros, comidas en versiones XL o que se agranden combos de comida rápida como parte de la oferta.

Giselle Muñoz, nutricionista de Clínica Las Condes, dice que es importante fijarse en las etiquetas de los productos ya que está definido cuál es la porción individual. “Cuando se consumen los productos envasados hay que leer las etiquetas y respetar esa porción”, indica.

Así, un paquete de fideos de 400 gramos debiera alcanzar para cinco platos y una cassata de un litro helado para diez porciones, esto es aproximadamente media taza de helado por persona, dice insiste Durán.

“Hay que educar a los pacientes, enseñarles a respetar las porciones”, dice Muñoz. ¿Más ejemplos? “Una porción de arroz son tres cuartos de una taza de 200 cc, media taza si se trata de niños, una porción de palta es no más de un cuarto de palta mediana o tres cucharaditas de palta molida al día por persona, 10 a 15 almendras o 3-4 nueces completas es la porción máxima de frutos secos al día”, aclara Muñoz.

Los especialistas también recomiendan comer en platos más pequeños. Esto ayuda a “engañar” al cerebro y hacerle creer que está comiendo un plato lleno, pero es en realidad un plato de comida con menos comida. Lo mismo se debe hacer con los cubiertos y los vasos.

A la hora de comprar, preferir envases que contengan la cantidad del producto que efectivamente consumirá y no dejarse guiar por la oferta de los tamaños más grandes cuando no es necesario.

Publicado en: 
La Tercera por Cecilia Yáñez