Publicado el

01 de Octubre de 2015

Temática

Foto: Reuters, El Mercurio
Foto: Reuters, El Mercurio

El gobierno británico decidió prohibir fumar en las cárceles, una medida que empezará a aplicarse en Gales y en cuatro prisiones inglesas a partir de enero. La medida responde a un veredicto de la Alta Corte británica favorable a un preso que se quejaba del humo de sus compañeros. El secretario de Estado de prisiones explicó que la prohibición se implementará progresivamente por la alta proporción de fumadores (80%) en la población penitenciaria.

Para amortiguar el impacto, se distribuyeron cigarrillos electrónicos y se brinda ayuda a los presos que desean dejar de fumar.

Publicado en: 
Vida, Ciencia y Tecnología, El Mercurio