Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

09 de Julio de 2015

Temática

Hay críticas a la idea de legislar para legalizar el autocultivo: "Va en el sentido contrario, porque lo que queremos es que haya cada vez menos acceso (a la marihuana)", dijo el director del Senda, Mariano Montenegro. 

Veinticuatro horas después que la Cámara de Diputados aprobara la idea de legislar para legalizar el autocultivo de marihuana, el XI Estudio Nacional de Drogas en Población General de 2014, encargado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), arrojó alarmantes aumentos en el consumo entre la población joven.

Detectó, por ejemplo, que el uso del psicotrópico en los jóvenes en edad escolar, de entre 12 y 18 años, el año pasado dobló las cifras de 2012 (subió de 6,7% a 13,5%), mientras que el mayor consumo de esta droga está en la población de entre 19 y 25 años.

Los resultados fueron calificados como "preocupantes" por el director del servicio, doctor Mariano Montenegro, quien señaló que la marihuana "no es inocua, no es que no suceda nada con el consumo", y que "entorpece el desarrollo de nuestros jóvenes, de nuestros adolescentes y de la población vulnerable social".

Y para refrendar su postura invitó a expertos y a especialistas de distintas áreas de infancia y adolescencia en psiquiatría, salud pública y neurociencia, quienes respaldaron su posición. Estuvo también el diputado Sergio Espejo (DC), quien es un firme detractor de la legalización de la cannabis y que votó en contra de la idea de legislar.

Este nuevo estudio abarcó a 20.133 personas entre 12 y 65 años, que representan a más de 10 millones de habitantes de 108 comunas. Fue una entrevista cara a cara, tarea que se realizó entre octubre de 2014 y enero de este año por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica.

Cifras negativas

La evolución del consumo de marihuana entre 1994 y 2014 muestra una variación de 4,0% a 11,3%. En 2006 anotó un peak de 7,2% y a partir allí descendió en 2008 y 2010, llegando a 4,6% este último año.

Pero en 2012 volvió a dar un salto, a 7,1% de los consultados, y el año pasado mostró el mayor promedio de personas que reconocieron su consumo, desde que se elabora la encuesta.

Otra cifra que inquieta es la brusca caída en la percepción de riesgo de consumo de la yerba, que desciende de 46,8% en 2012 a 34,4% el año pasado. Los expertos que asistieron a la presentación del estudio lo atribuyeron a la relativización de los riesgos que conlleva su uso por parte de varios sectores de la sociedad.

Aumentó igualmente el número de personas que consumieron por primera vez la droga. De 147.029 que lo admitieron en 2012 se elevó a 254.993 en 2014, lo que significa un incremento de 53,71%.

Además, cerca de 1,2 millones de personas declararon haber consumido la yerba en el último año, de las cuales 241.504 (uno de cada cinco) presentaron consumo problemático.

El uso de cocaína muestra una leve alza y la pasta base se mantiene estable. Pero el alcohol aumenta en forma importante (8,1%), y dos de cada cinco encuestados reconocieron haber tenido al menos un episodio de embriaguez en los últimos 30 días.

La adicción al tabaco se mantiene estable, aunque se aprecia una tendencia al alza en mujeres, al comparar las cifras con 2012.

Legalizar no ayuda a bajar cifras

Mariano Montenegro fue categórico en señalar que la señal dada por el Congreso, al aprobar la idea de legislar para legalizar la marihuana, no ayuda para frenar esta tendencia al alza.

"Nuestro mandato (como Senda) es reducir el consumo, mejorar la calidad de vida de la gente, sacar en lo posible este factor de riesgo, que es evitable, y para eso hay que disminuir el acceso, aumentar la percepción de riesgo" y evitar la normalización del uso.

Legalizar el autocultivo, añadió el médico psiquiatra, "va en el sentido contrario porque nosotros, lo que queremos, es que haya cada vez menos acceso (a la marihuana), porque si hay más acceso, hay más consumo; cuando hay baja percepción de riesgo, hay más consumo".

Explicó que en los diálogos ciudadanos sostenidos con la comunidad en distintos puntos del país han recogido la preocupación de la gente. "Para la población es muy poco comprensible entender por qué se quiere tener más marihuana en las casas y en las calles. La verdad es que todos deberíamos conducir a que haya menos marihuana en las calles, menos marihuana en las casas y cuidar a nuestra población".

Respecto de los pasos que van a dar como institución para enfrentar el proyecto de ley, dijo que aún está en debate, aunque aclaró que el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet "nunca planteó el autocultivo".

La idea es presentar indicaciones una vez que el proyecto ingrese a comisiones. Porque el objetivo de Senda es diferenciar el consumidor del traficante con los gramajes. "Cuando a una persona la detienen por porte o consumo en la vía pública, que es una falta, lo que queremos es que sea sujeto de Juzgado de Policía Local, muy similar a lo que ocurre con el consumo de alcohol en la vía pública", dijo.

"Para la población es muy poco comprensible entender por qué se quiere tener más marihuana en las casas y en las calles".
DOCTOR MARIANO MONTENEGRO
Director de Senda

CONSUMO
La población que consume sustancias ilícitas (que es minoría) está en aumento, señala el estudio.

Publicado en: 
El Mercurio