Publicado el

18 de Noviembre de 2015

Temática

Foto: José Alvujar, El Mercurio
Foto: José Alvujar, El Mercurio

Investigadores de las escuelas de Medicina de las universidades de Duke y Carolina del Norte se sorprendieron al descubrir que no solo los niños que han sido maltratados por otros sufren de trastornos alimentarios, como anorexia y atracones. También los matones se ven afectados por este problema.

Así lo concluyeron después de seguir a 1.420 menores, de entre los 9 y los 16 años, investigación que se publicará en la edición de diciembre de la International Journal of Eating Disorders.

En general, se sabía que quienes son víctimas de matonaje sufren ansiedad, depresión y trastornos alimentarios, como anorexia y bulimia. Asimismo, quienes han sido a veces víctimas y a veces instigadores, sufren altos niveles de anorexia y atracones.

En el caso de los matones, el 30,8% de ellos presenta bulimia, comparado con el 17,6% que se observa en quienes no se han visto envueltos en este tipo de episodios.

Publicado en: 
Vida, Ciencia y Tecnología, El Mercurio