Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

16 de Octubre de 2016

Temática

Chile Vive Sano
Chile Vive Sano

Según la oferta de actividades, cada gimnasio establece sus reglas de ingreso. Expertos dicen en el caso de los menores primero se debe privilegiar el juego y ejercicios al aire libre.

Un poco de bicicleta o trotadora para calentar, sentadillas con barra, mancuernas para fortalecer los hombros y brazos, y algo de press banca para los pectorales, son parte de un rutina clásica para un adulto en un gimnasio, pero no es necesariamente adecuada para los adolescentes y menos para los niños, dicen los expertos.

En Chile, los recintos tienen sus propias reglas y las edades mínimas de ingreso van entre los 14 y 16 años. Algunos médicos plantean que no debería ser antes de los 12 y todos coinciden en que no se debe sobrecargar a los menores con ejercicios reservados para adultos.

¿Cuándo comenzar? Roberto Raimann, jefe del departamento de Traumatología de Clínica Las Condes, señala que en el caso de las pesas lo óptimo es que no sea antes de los 12 años ya que pueden ocurrir lesiones de cartílago. Es más, este especialista cree que es mejor que los niños realicen ejercicios y actividad física siempre desde el punto de vista del juego para un desarrollo estructural armónico.

De la misma idea es el médico traumatólogo de Clínica Vespucio, Gonzalo Kameid. A su juicio, el trabajo con pesas depende de la maduración del sistema locomotor, si se sobrecarga la musculatura el cartílago de crecimiento tiende a no tener resistencia y se puede provocar desprendimiento o lesiones.

“Los niños pueden hacer pesas y carga, pero con límite. No puedes sobrecargarlo al nivel de lesionarlos. Si se hace con cargas livianas, sin buscar generar masa muscular, incluso podría estimular el crecimiento”, indica.

Para fomentar la actividad física en los niños, dice Kameid, es fundamental no restringir y preferir la actividad física y deporte recreativo al aire libre.

En casos de lesiones que requieran rehabilitación o compensación de musculatura en niños que practican deporte a nivel competitivo, el médico puede indicar ejercicios en un gimnasio, señala Kameid, pero siempre vigiladas.

Según Angélica Ibáñez, miembro del equipo de Medicina Deportiva Infantil de Clínica Meds La Dehesa el trabajo con pesas en los menores, es bueno siempre que sea adaptado a su peso, nivel de condición física, frecuencia y se realice en forma progresiva.

“Es un mito que por hacer pesas los niños se quedan más chicos o se lesionan. Al contrario, los niños que practican deporte, que participan en competencias, muchas veces hacen trabajo específico de diferentes grupos musculares con pesas. En esos casos es incluso recomendable. Aunque la ganancia de fuerza es menos duradera que en los adultos”, dice.

Edad en gimnasios

César Dinamarca, gerente de Smart Fit Escuela Militar, dice que permiten el ingreso desde los 14 años.“Los niños tienden a imitar acciones de alumnos más avanzados, aumentando las probabilidades de sufrir alguna lesión. En ellos, es necesaria una supervisión en todo momento, ya que por el instinto natural de ellos de probar distintos desafíos, puede exponerlos a situaciones de riesgo que pueden ser contraproducente para el alumno”, señala Dinamarca.

A partir de esa edad, se les indica actividades enfocadas en el objetivo personal y se les diseña un plan personalizado que incluye trabajos aeróbicos (bicicleta, elíptica, remo), trabajos de sobrecarga (propio peso, pesos integrados y pesos libres), clases de ritmos y/o abdominales.

En los gimnasios Pacific Fitness el ingreso también es desde los 14. Javier Gallardo, subgerente comercial explica que a esa edad “los jóvenes aún se encuentran en etapa de desarrollo y no es recomendable que levanten pesas sin acompañamiento”.

En este gimnasio también tienen actividades pensadas incluso en los más pequeños, con un plan Kids para niños de 6 a 12 años y a partir de los tres años, pueden ingresar sábados y domingos, pero siempre acompañados por uno de sus padres, y participar en clases de Aerobox Kids, Kick Boxing Kids, Baile Entretenido Kids Y Zunga Kids.

Mejor acompañados

En Sportlife, en tanto, Leonardo Aranda, líder de la Sede San Carlos de Apoquindo dice que desde los 14 años, pueden ingresar pero con autorización de los padres. Además, su entrenamiento debe ser acompañado por un tutor (familiar), para que éste se responsabilice de las acciones realizadas en el interior del gimnasio, por un tema de seguridad, control y respeto a los demás alumnos.

“Si el niño no cuenta con un tutor, deberá contratar el servicio personalizado con un profesor de nuestro staff, para que le realice un programa de entrenamiento y lo pueda guiar de la mejor forma”, aclara.

El reglamento del gimnasio Energy Fitness Club señala que los menores de 15 años podrán ingresar al recinto solo para participar en actividades y clases grupales que estén específicamente orientadas hacia ellos. Entre los 15 y los 18 años, pueden hacer uso de todas las instalaciones pero al momento de suscribir el contrato de socio, éste debe ser firmado por el menor y su apoderado.

David Cancino, gerente de sede Balthus Vitacura, explica que un entrenamiento con sobrecarga es una actividad que implica grandes requerimientos de energía para desarrollar la cualidad física de la fuerza y se requiere personal calificado que guíe al menor en todo el proceso. En este recinto, la política de admisión indica que quien ingrese debe tener más de 16 años, como medida de protección para ellos mismos.

“A menor edad su estabilidad cognitiva y física necesitan una atención muy personalizada y de gran responsabilidad y nuestras instalaciones y actividades no están diseñadas para diferenciar entre niños y adultos”, señala Cancino.

 
Publicado en: 
El Mercurio por C. González