Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Noviembre de 2016

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.webntn24tv.us
Bajo licencia Creative Commons / www.webntn24tv.us

De manera geográfica o simbólica, el mar tiene una enorme influencia en la vida de los chilenos. Es que los más de 4.200 kilómetros de costa que bordean el territorio nacional no solamente son una fuente privilegiada de alimentos, sino que también de energías renovables.

Sin embargo, pese a la importancia y aporte nutricional de los productos marinos, el consumo entre la ciudadanía y, sobre todo de los estudiantes, sigue siendo bajo.

Se calcula que al año cada persona come cerca de siete kilos de pescado (fresco o procesado) en el país. Casi la mitad de esa ingesta se concreta durante Semana Santa, cuando, irónicamente, estos insumos alcanzan su mayor valor.

En cambio, los peruanos consumen más de 22 kilos de pescado al año y los japoneses, sobre los 60 kilos.

La baja ingesta preocupa a la Fundación Mar de Chile, que desde 2001 fomenta el consumo de los productos marinos entre los escolares del país.

Según la entidad, este tema es relevante, considerando que, por ejemplo, el Estudio Nacional de Educación Física revela que el 45 % de los jóvenes tiene sobrepeso y el 25 % está en riesgo de tener problemas cardiovasculares.

"Los chilenos conocemos muy poco del mar y no lo consideramos como parte de nuestra realidad, pese a que tenemos cinco veces más mar que territorio. Ese territorio es una fuente de alimentos, una cancha de deportes náuticos; es una vía de transportes e intercambio comercial; es un medio ambiente que hay que cuidar y es una buena fuente de energías", explica Allan Youlton, gerente general de dicha fundación y quien detalla que la clave para fomentar el consumo no pasa por una cuestión de precio, sino que por la educación.

"Los niños tienen que entender que el comer pescado los hace ser más inteligentes, y que si se nutren mal van a tener una mala salud. Este es un tema social importante, sobre todo con el nivel de obesidad infantil que hay", agrega.

"Los chilenos conocemos muy poco del mar y no lo consideramos como parte de nuestra realidad".

Publicado en: 
El Mercurio, por Sebastián Sottorf