Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Julio de 2015

Temática

Foto de Chile Vive Sano
Foto de Chile Vive Sano

La actividad deportiva incrementa el autocontrol del niño, el respeto a las reglas y favorece una mejor atención en la sala de clases, según un estudio con casi 2.700 preescolares. 
 

El antiguo adagio "Mente sana en cuerpo sano" sigue acumulando evidencia. Ahora un estudio canadiense demostró que la actividad deportiva no solo impacta positivamente en el estado físico de los niños, mejorando su coordinación y su capacidad física, y evitando la aparición de obesidad. También tiene un efecto importante en el rendimiento escolar.

Las investigadoras vieron que los deportes de equipo, practicados de manera regular, ayudan a los niños a desarrollar la disciplina que necesitan para comprometerse efectivamente en sus clases.

Atentos en clases

"Trabajamos con información provista por los padres y los profesores para comparar las actividades de estos preescolares con su involucramiento en las clases a medida que crecían", dice la psicóloga Linda Pagani de la Universidad de Montreal. "Cuando llegaron a cuarto básico, los niños que jugaban deportes estructurados eran notablemente mejores para seguir instrucciones y permanecer atentos en la sala de clases", explica.

Hay algo específico del ambiente deportivo -quizás el sentido de pertenecer a un equipo, que comparte una meta común- que parece ayudar a los niños a entender la importancia de respetar las reglas y cumplir con las responsabilidades, según creen las autoras.

"Este estudio es importante porque da solidez a la recomendación de que los niños hagan ejercicio", dice el doctor Álvaro Ferrer, deportólogo de Clínica Alemana.

Según este especialista, aunque se trata de una actividad regulada, planificada y con profesor, algo que aporta disciplina, "los padres deben tener claro que tiene que ser una actividad de carácter lúdico", explica este especialista.

"No hay que presionarlos para que sean estrellas", advierte.

"La mayoría de los estudios que demuestran beneficios cognitivos del ejercicio se han hecho con escolares", explica el doctor Francisco Verdugo, deportólogo de Clínica Las Condes. Por eso, dice, este trabajo hace un buen aporte porque se hizo con niños más pequeños, viéndose que tiene un impacto positivo que permanece en el tiempo.

"Con los preescolares se prefiere el ejercicio libre supervisado porque incluye a todos, incluso a los que no tienen buena coordinación motora", dice el doctor Verdugo.

Para él, la actividad física siempre será beneficiosa, sobre todo en la actualidad. Según explica, antes los niños jugaban más, desarrollaban mejor la coordinación y la fuerza. Hoy son más torpes, poco hábiles, más sedentarios y con más peso.

"Un niño torpe se autoexcluye de los juegos porque los demás se ríen de él y lo discriminan", advierte Verdugo.

"Algo que nunca se ha comprobado es que la actividad física le reste rendimiento académico a un niño", dice por su parte el doctor César Kalazich, especialista en Medicina del Deporte de Clínica Meds.

Por eso, explica, es bueno aumentar el tiempo que los colegios le dedican a los deportes y el ejercicio, porque son actividades que siempre traerán beneficios cognitivos para los niños.

Publicado en: 
El Mercurio