Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

27 de Febrero de 2017

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.es.wikipedia.org
Bajo licencia Creative Commons / www.es.wikipedia.org

Actualmente son 29 los estados -además del distrito de Columbia- en los que el consumo de marihuana está permitido dentro de Estados Unidos. Dependiendo de la zona, esta política incluye las variantes de uso recreacional así como medicinal, lo que ha llevado a que esta droga comience a ser vista por muchas más personas como aceptable, segura y terapéutica, advierte un informe clínico de la Academia Americana de Pediatría publicado en la revista Pediatrics.

Según indica el texto, es especialmente peligroso que los adolescentes piensen que fumar marihuana no tiene consecuencias perjudiciales para su salud. "La marihuana no es una droga benigna, en especial para los jóvenes: sus cerebros todavía están desarrollándose y la marihuana les puede causar cambios anormales y poco saludables", indica el doctor y coautor del informe, Seth Ammerman, quien menciona la adicción, depresión y psicosis, como trastornos mentales que se pueden desarrollar por culpa de su consumo.

El texto señala que otras consecuencias de su uso incluyen la alteración de la sensibilidad sensorial, del control motor, de la coordinación, el juicio y el tiempo de reacción, lo que puede derivar en una serie de accidentes, especialmente si los jóvenes optan por conducir un vehículo.

La disminución de la memoria a corto plazo y la habilidad de resolver problemas también se mencionan como consecuencias del consumo de marihuana.

Acciones

Una de las principales preocupaciones de los médicos es que la concentración de tetrahidrocannabinol -el principal constituyente psicoactivo de la cannabis-es cada vez mayor en las plantas de marihuana: si en 1995 se consideraba que correspondía al 4% de estas, el promedio en 2014 fue 12%.

A pesar del aumento, la cifra de estadounidenses de entre 12 y 17 años que perciben a la marihuana como un gran riesgo pasó de ser el 55% en 2007 a 41% en 2015.

"Muchos de los padres que fuman marihuana no se dan cuenta del efecto que ello puede tener sobre sus hijos", comenta Sheryl A. Ryan, presidenta del Comité de Uso y Prevención de Sustancias de la Academia Americana de Pediatría. "Ver a sus papás consumir hace que los niños tengan más probabilidades de hacerlo ellos mismos, independientemente de si se les dice que no lo hagan, porque las acciones hablan más que las palabras".

El llamado de los médicos es a que sus colegas recuerden a sus pacientes -y a las familias de estos- sobre los daños que puede acarrear el consumo de esta droga.

Dependencia

9% de las personas que experimentan con marihuana terminan siendo adictos. El porcentaje aumenta a 17% entre quienes comienzan a hacerlo en su juventud y a 50% entre los adolescentes que fuman marihuana de forma diaria.

Publicado en: 
El Mercurio