Publicado el

09 de Enero de 2017
Chile Vive Sano
Chile Vive Sano

El 28 de septiembre de 1917 se publicó el decreto que permitió al Estado expropiar y unificar terrenos de seis cerros -entre ellos, el San Cristóbal- que forman el actual Parque Metropolitano.

Y este año, cuando se cumple el centenario de ese hecho fundante, el director de dicho parque, Mauricio Fabry, cuenta que se alistan para festejar: "Vamos a tener fiestas ciudadanas, deportivas y artísticas. En el primer semestre habrá actividades, cerrando obras, y en el segundo, celebración".

Preparándose para el 2017, el parque se sometió a un "Plan Centenario" para recuperar espacios deteriorados y crear otros nuevos.

Es así como este año se inaugurará la remodelación del Jardín Japonés, que está ampliando al doble su superficie; en el sector Los Canelos se instalará un lugar ceremonial de la cultura mapuche, y se habilitará una nueva terraza similar al actual mirador Bellavista en el sector de la cumbre.

"Estamos soterrando cables en el sector de Pedro de Valdivia, vamos a instalar junto con el concesionario juegos de naturaleza con tirolesa, y estamos cambiando la matriz de riego completa", cuenta el director.

Todas estas obras se suman a cambios que ya se hicieron, como el acceso norte al cerro por calle Zapadores, la forestación con 110 mil árboles nativos en el sector norponiente, la remodelación de la Casa de la Cultura Anahuac -donde "el mismo arquitecto que la diseñó hace 60 años (Carlos Martner) vuelve a rediseñarla", destaca Fabry-, el Sendero de los Sentidos, donde personas con discapacidad visual sientan texturas, aromas y sonidos del parque, y la inauguración del teleférico.

"En los últimos cuatro años se han invertido más de $28 mil millones", resume el director del parque. Y añade que todavía quedan obras por desarrollar.

Por ejemplo, este año se espera que del Paseo Metropolitano -un camino que busca rodear los cerros por el plano- esté listo el tramo entre Los Turistas y Pedro de Valdivia. Se estima que estará totalmente terminado en 2019.

Además, se diseñó un plan maestro para el Zoológico Metropolitano, que data de 1925 y el cual buscará duplicar su superficie.

Nuevos usos y desafíos

No solo desde el punto de vista de la infraestructura el parque cambia. Según Fabry, también su uso ha variado, pues "en los años 20 la alta sociedad visitaba el cerro, en los 60 viene otra etapa dominada por el arte, y hoy hablamos de la integración social".

Cada año aumentan 10% las visitas al parque, y es así como un domingo pueden llegar hasta allí 20 mil personas: chilenos desde distintas comunas, e incluso regiones, y extranjeros. Y esa afluencia presenta un desafío de seguridad.

Por eso se instaló un retén de carabineros para que si ocurren delitos, puedan ser denunciados. Según el director, "en cuatro años hemos disminuido a la mitad los delitos de mayor connotación social (de 36 a 18 al año). Aunque no decimos que no ocurran". De hecho, el sábado un joven fue apuñalado en el cerro (ver recuadro).

También se hizo una clínica de primeros auxilios para atender los 175 accidentes de ciclistas anuales.

Según su director, hoy el parque "es representante de la naturaleza en la ciudad y una catedral del deporte (...), pero también vemos usos que no imaginábamos, como gente que celebra su cumpleaños, que hace peleas medievales o que reza a araucarias".

Publicado en: 
N. Cabello y N. Álvarez, El Mercurio