Publicado el

13 de Diciembre de 2016

Temática

 Bajo licencia Creative Commons / www.pnlnet.com
Bajo licencia Creative Commons / www.pnlnet.com

Más de 22 millones de muertes relacionadas con el tabaco se evitaron entre 2008 y 2014, gracias a la introducción de una serie de medidas en 88 países.

Durante ese período, además, más de 53 millones de personas de 88 países dejaron de fumar, tras la adopción de varios programas destinados a controlar el consumo de cigarrillos.

Esta es la conclusión de un estudio realizado por investigadores del Georgetown Lombardi Comprehensive Cancer Center, publicado ayer en la revista inglesa Tobacco Control.

Los resultados actualizan un estudio anterior, realizado en 2013, que determinó que las medidas de control del tabaco adoptadas por 41 países, entre 2007 y 2010, habían prevenido 7,4 millones de muertes relacionadas con este hábito.

El análisis evalúa el éxito de las pautas de trabajo detalladas en la Convención sobre Control de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que entró en funcionamiento en 2005.

De los 22 millones de muertes que se evitaron, los científicos estimaron que 7 millones se debieron a un aumento en los impuestos de los cigarrillos; 5,4 millones, a la legislación antitabaco introducida, y 4,1 millones, gracias a las advertencias contra su consumo.

El impacto de las medidas se notó sobremanera, entre 2012 y 2014, en tres países con una alta tasa de fumadores: Bangladesh, Rusia y Vietnam.

 
Publicado en: 
El Mercurio