Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Septiembre de 2015

Temática

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.spanish.latinospost.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.spanish.latinospost.com

Quienes duermen seis horas o menos tienen un riesgo cuatro veces mayor de contagiarse un resfrío en caso de estar expuestos al virus, según una investigación. 

Dormir lo necesario y tener un sueño reparador es esencial para tener una buena salud.

Así lo demuestra un estudio de las universidades de California en San Francisco, Carnegie Mellon y Pittsburgh, el cual encontró que las personas que de noche duermen seis horas o menos tienen cuatro veces más riesgo de contagiarse un resfrío cuando se exponen al virus. Esto, comparado con quienes duermen siete o más horas cada noche.

"Es el factor más importante para predecir qué persona se va a resfriar", dice el doctor Aric Prather, profesor de psiquiatría de la Universidad de California en San Francisco, y que dirigió el estudio. Es decir, el dormir se impone a una serie de otros factores como son la edad, el nivel de estrés, la raza, la educación, los ingresos o el fumar.

Los resultados del estudio, que analizó por dos meses el dormir de 164 adultos, se publica en la revista Sleep de septiembre.

Aislados en hotel

El estudio se extendió por dos meses, en que los voluntarios fueron chequeados, entrevistados y se les hizo responder cuestionarios para conocer los factores que pueden influir, como el temperamento, estrés, alcohol y cigarrillos. Asimismo, evaluaron sus horas de sueño con pulseras monitores la semana anterior a exponerlos al virus del resfrío.

Los voluntarios entonces fueron recluidos en un hotel, donde se les administró el virus en gotas vía nasal y los chequearon por una semana, tomando muestras diarias de mucosidades para ver si el virus los había infectado.

Así encontraron que quienes durmieron seis horas o menos cada noche la semana anterior a la prueba tuvieron un riesgo 4,2 veces mayor de contagiarse. "Esto va más allá de sentirse atontado o irritable", dice Prather. "No dormir lo suficiente afecta la salud física".

"Este es un estudio directo, una demostración empírica de una enfermedad concreta", dice el doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro de Trastornos del Sueño de Clínica Alemana.

Hasta ahora se sabía que había una disminución de las defensas en quien dormía poco o que las vacunas que recibía le daban menos protección. Pero era una demostración indirecta, y ahora existe una evidencia tangible.

El doctor Serra destaca que el sueño nos ayuda a combatir las enfermedades. "Cuando alguien está enfermo duerme más porque hay una reparación de la inmunidad. Pero el sueño de cada noche también es importante porque se recuperan las defensas, lo que ayuda a evitar enfermedades", agrega.

"Esto es una situación experimental en que se expone a las personas a un virus, y además hay un registro del sueño", dice la doctora Vivian Luchsinger, académica del Programa de Virología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

En su opinión, al afectarse la respuesta inmune se podría pensar que la persona puede ser afectada por otras infecciones también.

"Vivimos un estilo de vida acelerado y exigente, y las personas disminuyen sus horas de sueño para hacer frente a todas las actividades. Pero dormir es lo que se debería cuidar", agrega esta profesional.

En los adolescentes esto cobra más importancia. "Deben dormir lo necesario para aprovechar su potencial para crecer y para aumentar su aprendizaje", dice el doctor Serra.

Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina