Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

07 de Julio de 2015

Temática

Foto bajo licencia Creative Commons
Foto bajo licencia Creative Commons

Mantenerse activo, cuidar el peso y no fumar son algunos hábitos que permiten a las personas mayores tener buena salud cardíaca, evitando que ese órgano se agote y enferme. 

Los adultos que caminan a ritmo rápido, que son activos en su tiempo libre, beben moderadamente, no fuman y cuidan su peso, reducen a la mitad el riesgo de que su corazón se agote y no bombee sangre con la fuerza necesaria.

Esta condición, que es conocida como "insuficiencia cardíaca" y que está creciendo en frecuencia en los países desarrollados, es una de las principales causas de hospitalización de las personas mayores de 65.

Así se comprobó en un estudio que siguió durante 20 años a 4.490 hombres y mujeres de 65 años o más. Al momento de iniciarse la investigación, nadie tenía antecedentes de falla cardíaca. Durante el seguimiento fallecieron 1.380 pacientes por insuficiencia cardíaca.

El seguimiento demostró que la intensidad del ejercicio no es tan importante como simplemente moverse, representado por la caminata ágil y hacer alguna actividad durante el tiempo libre.

"Es alentador saber que los adultos mayores pueden hacer cambios simples en sus hábitos para reducir el riesgo de falla cardíaca, como hacer una actividad física moderada, no fumar y mantener un peso saludable", dijo la doctora Liana Del Gobbo, de la Universidad Tufts y autora principal del trabajo. Asimismo, agregó que una dieta sana permite prevenir enfermedades, como la diabetes, que también ayudan a producir insuficiencia cardíaca.

Los resultados se publican en la revista Heart Failure.

Cambio cultural

"El problema es que las personas no les dan la importancia que tienen a estos factores. La gente prefiere que le den una pastilla a hacer estos cambios en sus estilos de vida", dice el doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana. En su opinión, se trata de lograr un cambio cultural a nivel del país, que quede claro que tener hábitos sanos de vida es más importante que recibir un medicamento.

"Las personas que cumplen con estos hábitos tienen, además, menos hipertensión, menos diabetes, evitan la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico, todo lo cual reduce el riesgo de falla cardíaca", agrega el doctor Fernández.

"La insuficiencia cardíaca es la primera causa de hospitalización en personas mayores de 65 años", dice el doctor Matías Florenzano, cardiólogo de Clínica Las Condes.

Según explica, es una condición muy frecuente que genera importantes gastos de salud y deteriora marcadamente la calidad de vida de los pacientes. "Produce problemas para caminar, ya que la persona se fatiga, se cansa", agrega este especialista.

Se trata de una condición que va en aumento en los países desarrollados, sobre todo por la cada vez mayor esperanza de vida. "Mucha gente hoy sobrevive a un infarto, y esos pacientes tienen más probabilidades de hacer una insuficiencia cardíaca, ya que la zona infartada del corazón ya no trabaja", dice el doctor Florenzano.

Que las personas que tienen hipertensión arterial la tengan bien controlada es una buena forma de prevenir la falla del corazón, según el doctor Pablo Pedreros, cardiólogo de Clínica Santa María. Pero los cambios en los estilos de vida, dice, también son muy importantes.

Los hábitos saludables son necesarios, ya que incluso si el paciente tiene antecedentes genéticos que favorecen la diabetes y la hipertensión, "esto se puede prevenir haciendo ejercicio y manteniendo un peso normal", dice Pedreros.

El doctor Florenzano añade que existen buenos tratamientos con medicamentos para la falla cardíaca. También existen marcapasos especiales, llamados "resincronizadores", que son más modernos. Y si el paciente con insuficiencia es joven, también tiene la alternativa de un trasplante cardíaco.

Pero lo claro es que vivir en forma saludable es la mejor receta para prevenir este problema de salud. Y cuando empiezan los primeros síntomas, también es importante hacer estos cambios de hábitos.

"Se trata de conductas que han demostrado tener muchos beneficios de salud, y la prevención de la falla cardíaca sería una ventaja adicional", comenta en su editorial la publicación Heart Failure.

Publicado en: 
El Mercurio