Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Noviembre de 2015
Foto: El Mercurio
Foto: El Mercurio

Hace un año, Felipe Guajardo (30) decidió volver a ponerse zapatillas y salir a correr, práctica que por años tenía olvidada. Solo un mes duró trotando en la calle: decidió cambiar el pavimento por la tierra y el barro. "El ritmo en la calle es muy aburrido, muy monótono. En el cerro vas más lento en las subidas y corres más rápido las bajadas. El paisaje también es una gran recompensa al esfuerzo", comenta.

Cada vez son más los deportistas que, como Felipe, han migrado a los cerros para correr libremente, sin tener que esquivar ni semáforos ni autos y respirando aire limpio. Las ramas, pozas y piedras son ahora sus principales obstáculos. Trail running es el nombre con que se le conoce a esta práctica, la que consiste en trotar en distintos escenarios naturales.

"Hace años ibas al cerro un fin de semana, y no te encontrabas con nadie. Ahora siempre hay gente corriendo. También están mejor señalados los senderos y hay más información, lo que les da a las personas mucho más seguridad", explica Rodrigo Errázuriz (40), quien corre hace 20 años.

"Las distancias también son distintas que en la calle", agrega Matías Bull, director del sitio www.trailchile.cl, quien corre hace seis años por cerros. "Puedes correr 5 kilómetros en vertical y acumular una gran pendiente, con una diferencia de mil metros desde donde empezaste a la meta o hacer carreras largas de 50 o más kilómetros".

No solo ha aumentado el número de corredores, sino también la cantidad de competencias de este tipo en el país. En el año hay aproximadamente cuatro al mes. Hace dos semanas fue el turno del Endurance Challenge, carrera organizada por The North Face y que pasaba por cerros como el Manquehue, Pochoco y el Santuario de la Naturaleza. Esta es la competencia de trail running más importante que se corre en Chile y es la única en Latinoamérica que además de las categorías de 10, 21, 50 y 80 kilómetros, incluye la de los 160 K.

Hasta ahora, Felipe ha participado en competencias en Torres del Paine, Santo Domingo y Puchuncaví, corriendo entre 21 y 35 kilómetros. Hasta febrero del próximo año tiene agendada una carrera por mes.

Rodrigo y Matías han participado en el Ultra Trail Mont Blanc, una de las carreras más importantes del mundo. Recorriendo 168 kilómetros, los participantes bordean todo este macizo, pasando por Francia, Italia y Suiza. "Los corres de una en un entorno espectacular. Solo paras entre 5 y 15 minutos para comer e hidratarte", cuenta Matías, quien se demoró 36 horas y media en cruzar la meta.

Precauciones

Quienes han corrido en cerros bien saben que la exigencia es mucho mayor que al hacerlo en pavimento. "Estas carreras en montaña combinan varios elementos. Además de poner a prueba la capacidad aeróbica, el cambiar de escenario implica mayores pendientes y cambios en el clima", advierte Álvaro Ferrer, deportólogo del Programa Pro Deporte de Clínica Alemana. "El aire puede ser muy seco y hacer mucho calor, pero de un minuto a otro se puede nublar y hacer mucho frío".

Si se es novato, Ferrer recomienda comenzar con distancias cortas y de a poco ir aumentándolas para prevenir lesiones. Complementar esta práctica con un trote suave o bicicleta también es aconsejable. "Además del equipo, con buenas zapatillas, ropa térmica y agua, hay que previamente informarse bien del recorrido; ojalá ir acompañado y avisar a algún familiar dónde se va a estar", dice.

Publicado en: 
El Mercurio por Andres Manuschevich