Publicado el

29 de Octubre de 2015

Temática

Foto: Archivo, La Tercera
Foto: Archivo, La Tercera

Tabaco, radiación, humo del diesel y anticonceptivos están en la lista de elementos que causan cáncer en el ser humano.

Tabaco, sol, solarium, el alquitrán, las aflatoxinas, el humo del diésel… la lista que maneja la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer  (Iarc, sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es larga y por si fuera poco, constantemente actualizada de acuerdo a nuevos estudios que relacionan una sustancia o comportamiento, con algún cáncer.

Solo en la Lista 1, la Iarc tiene a 118 procesos industriales, compuestos químicos o grupos de compuestos como carcinógenos para el humano, entre ellos los recién incorporados embutidos. En Lista 2, están los productos que han sido clasificados como “probablemente carcinógenos” en las que desde el lunes están las carnes rojas.

“Hay que entender que el cáncer es una enfermedad que se produce por un error, cuando algunas células del cuerpo pierden su capacidad de controlarse, y se vuelven inmortales creciendo en forma desordenada. Cualquier elemento que sea dañino, irritante y carcinógeno para el organismo, en exceso, puede producir cambios en el ADN de los seres vivos en general”, explica Flavio Salazar, vicerrector  de la U. de Chile y subdirector de Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (Imii).

La lista que maneja la Iarc se hace por correlaciones entre sustancias y comportamiento y cánceres, dice Salazar. “Puede haber gente que nunca haya fumado y tenga cáncer de pulmón, pero es mucho más probable que personas que si fumen mucho, tengan este cáncer. Ahora, si además de fumar, bebe alcohol en exceso, basa su dieta en embutidos y se expone mucho al sol, el riesgo de tener cáncer, es aún mayor. No es una cosa de causa efecto, el riesgo puede aumentar o disminuir, según la exposición que exista”, dice.

El hemato oncólogo del Instituto Nacional del Cáncer, Christopher Tabilo explica que no se debe perder de vista que la potencialidad del cáncer está en todos los seres humanos. De hecho, dice, que de manera natural “los seres vivos pueden tener un cáncer sin ningún elemento externo que lo provoque”.

A su juicio, hay asociaciones que se conocen entre ciertas sustancias y algunos cánceres específicos como el tabaco con el cáncer pulmonar. “No conocemos bien la relación dosis-respuesta. Sabemos que algunos embutidos tienen relación con el cáncer y que a mayor exposición hay más riesgo de desarrollarlo, pero no  tenemos un punto de corte que nos permita decir ‘para este individuo, sobre esta cantidad es peligroso’”. indica Tabilo

Además del factor exposición, en la aparición del cáncer influye la edad. A más edad mayor el riesgo porque hay más tiempo de exposición y también porque el sistema inmune, que es el que regula el crecimiento anormal de las células, también comienza a fallar y el descontrol es más frecuente. 

¿Sirve prevenir?

La recomendación de todos los expertos es siempre la misma: para vivir más y en mejores condiciones, se debe llevar una vida sana. “Si las personas llevan una vida sana, no fuma, no son obesos, come bien, hace ejercicios, etc, se evitaría al menos el 50% de las muertes por cáncer en el mundo”, asegura Salazar. 

Manuel Alvarez, director del Centro Clínico del Cáncer de Clínica Las Condes, llama a la prudencia y recuerda que el 80% de los cánceres tienen una causa ambiental, no hereditaria, por lo que “si conocemos la causa del ambiente que lo produce podemos prevenir”. 

En ese sentido, el tabaco es lo más relevante, dice. A él se suma la obesidad, el sedentarismo y el exceso de químicos y pesticidas de la dieta. “Comer asados a la parrilla, con la carne quemada implica un riesgo. No se trata de no comer nada, sino de equilibrar la dieta. No se puede prohibir, pero si evitar,”, dice.

La lista completa

1. El tabaco

60. Anticonceptivo hormononal

2. Solarium

61. Anticonceptivos orales

3. Producción de aluminio

62. Ciclofosfamida

4. Producción de auramina

63. Colorantes metabolizado

5. Arsénico en el agua

64. Dietilestilbestrol

6. Fabricación de calzado

65. Virus de Epstein-Barr

7. Limpiar chimeneas

66. Estrógenos no esteroideo

8. Gasificación de carbón

67. Estrógenos esteroides

9 Destilación de carbón

68. Terapia de estrógenos

10. Producción de bencina

69. Etanol en alcohol

11. Fabricación de muebles

70. Erionita

12. Minería de extracción

71. Óxido de etileno

13. Humo de segunda mano

72. Etopósido

14. Fundición de hierro

73. Formaldehído

15. Fabricación de isopranol

74. Arseniuro de galio

16. Fabricación de magenta

75. Helicobacter pylori

17. Trabajar como pintor

76. Virus de la hepatitis B

18. Pavimentación con brea

77. Virus de la hepatitis C

19. Industria del caucho

78. Remedio con Aristolochia

20. Acido sulfúrico

79. VIH

21. Mezcla de aflatoxinas

80. Virus papiloma humano

22. Bebidas alcohólicas

81. Virus humano linfotrópico

23. Nuez de areca

82. Melfalán

24. Quid de betel

83. Methoxsalen

25. Betel con tabaco

84. Metilen bis 4’4

26. Alquitrán de hulla

85. MOPP

27. Carbón con alquitrán

86. Gas mostaza

28. Combustión por carbón

87. 2-naftilamina

29. Escapes de diésel

88. Radiación de neutrones

30. Aceites minerales no tratados

89. Compuestos de níquel

31. Fenacetina (analgésico)

90. N-Nitrosomethylamino

32. Acido aristolóquico

91. N-nitrosonornicotina

33. Bifenilos policlorados

92. Opisthorchis viverrini

34. Pez crudo estilo chino

93. Contaminación

35. Gas de esquisto

94. Material particulado

36. Polvo de hollín

95. Fósforo-32(fosfato)

37. Mascar tabaco sin humo

96. Plutonio-239

38. Polvo de madera

97. Radioyodos

39. Carne procesada

98. Radionucleidos A

40. Acetaldehído

99. Radionucleidos B

41. Aminobifenilo

100. Radio-224

42. Plantas con aristolóquico

101. Radio-226

43. Arsénico

102. Radio-228

44. Asbesto

103. Radón-222

45. Azatioprina

104. Schistosoma h.

46. Benceno

105. Sílice

47. Bencidina

106. Radiación solar

48. Benzopireno

107. Talco con asbestiformes

49. Berilio

108. Tamoxifeno

50. Clornafazina

109. Tetraclorodibenzo

51. Eter bis (clorometílico)

110. Tiotepa

52. Clorometil metil éter

111. Torio-232

53. 1,3-butadieno

112. Ortho-toluidina

54. 1,4-butanodiol

113. Cloruro de vinilo

55. Cadmio

114. Radiación ultravioleta

56. Clorambucil

115. Radiación X y gamma

57. Metil-CCNU

116. Treosulfano

58. Cromo (VI)

117. Acetaminofeno

59. Ciclosporina

118. Humo de madera

 

Publicado en: 
La Tercera por Cecilia Yáñez