Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

26 de Julio de 2016

Temática

Foto: La Tercera
Foto: La Tercera

Faltas se hallaron en locales comerciales y quioscos de colegios, tras 518 inspecciones. Autoridades advirtieron que, a contar de ahora, las revisiones serán más intensas.

A casi un mes de vigencia de la Ley de Etiquetado de Alimentos, las inspecciones realizadas a lo largo del país arrojan claros problemas en el cumplimiento: del total de  518 fiscalizaciones realizadas a escuelas y negocios de todo el país, 256 terminaron en sumarios, es decir, un 49%, según datos del Ministerio de Salud.

Del total de procesos iniciados, 112 corresponden a quioscos de colegios y 144 a establecimientos comerciales, que incluyen a locales de cadenas de comida rápida (ver nota secundaria).  

Se trata de incumplimientos en el rotulado de los productos o en las condiciones de venta de éstos. Eso, pues la regulación obliga a etiquetar con un sello negro los productos que excedan los límites de nutrientes críticos fijados para el azúcar, sodio, grasas saturadas y energía. Además, los alimentos que lleven esta advertencia, no pueden venderse en los colegios ni incluir ganchos comerciales dirigidos a niños.

Según el jefe de Políticas Públicas del Ministerio de Salud, Tito Pizarro, se ha detectado falta de información entre los locatarios de quioscos de colegios que siguen comercializando alimentos altos en nutrientes críticos. “En general no son grandes fallas, porque se han ido corrigiendo y ya van entregado productos adecuados, pero aún hay dudas de qué productos  ofrecer. Aún se encuentra productos con el sello negro”, explicó Pizarro. 

Además, advirtió que, a contar de ahora, la fiscalización será más intensa. “Pretendemos que en los próximos meses todas las escuelas de este país cumplan con la Ley de Etiquetado. Vamos a hacer especialmente fuerza, porque es una manera de mostrar un ejemplo de cómo se instala una política pública”, agregó Pizarro. 

Polémica por quioscos 

Comerciantes de colegios de todo el país han hecho pública su molestia por las mermas en los negocios, producto del cambio de oferta que tuvieron que realizar hacia alimentos más saludables, a raíz de la ley. 

Es el caso de Gloria Bustamante, quien posee un quiosco saludable en el colegio United College de Providencia. “Nuestras ventas han bajado un 70% y estamos evaluando si seguimos o no”, dice.  

El presidente de la Asociación de Concesionarios de Quioscos de Colegios de Iquique, Wilfredo Vargas, explicó que han pensado en recurrir a la justicia por los efectos económicos que ha tenido la regulación. “Nosotros lo pensamos, pero las autoridades accedieron a generar una mesa de trabajo. Nosotros buscamos apoyo para readecuar nuestros quioscos para poder manipular alimentos, porque aquellos donde sólo se puede vender productos no dan para subsistir, en el mercado no hay productos saludables disponibles”, explicó. 

Vargas, además, alegó “competencia desleal”, con los comerciantes que se ubican fuera de los colegios, quienes pueden ofrecer productos cuya venta está prohibida al interior de los recintos.  

Al respecto, el subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, descartó por ahora impulsar una legislación enfocada en controlar la venta de productos altos en nutrientes críticos fuera de los colegios. Sin embargo, comprometió apoyo técnico para los alcaldes que quieran  generar ordenanzas municipales que restrinjan la venta de alimentos poco saludables en radios próximos a recintos educacionales. “El llamado es a los papás, para que no compren fuera de los colegios e instar a sus hijos a que no lo hagan”, dijo.

Felipe Delpin, alcalde de La Granja, comuna donde ya existe esta ordenanza, dice que “más que fiscalizar y perseguir,  hay que educar y establecer sociedades entre comerciantes y municipios para beneficiar a la comunidad y los niños. No podemos seguir vendiendo alimentos que dañan la salud”. 

Publicado en: 
La Tercera por Lorena Leiva