Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

08 de Septiembre de 2015
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www. leslieavilalar.wordpress.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www. leslieavilalar.wordpress.com

También creen que su dieta contiene todos los nutrientes claves que se necesitan para estar sano, algo que no es así, según una encuesta internacional. 

Casi tres de cada cuatro personas consideran que su alimentación es la adecuada para vivir sanamente. Que contiene las vitaminas y minerales suficientes. Pero esta percepción no se condice con la realidad.

Esto es lo que muestra un sondeo a más de 3 mil personas de EE.UU., Gran Bretaña y Alemania, el cual revela que el 72% de las personas percibe que come en forma óptima, y un 52% cree que consume todos los nutrientes críticos necesarios, como la vitamina D y los ácidos grasos omega-3.

Sin embargo, el alto nivel de enfermedades crónicas en estos países sugiere que las personas sobreestiman lo sana que es su dieta, dicen los autores del estudio.

Los resultados se publican en la revista Nutrition Today. La idea del trabajo es identificar estas "brechas" entre la percepción y la realidad para poder educar a la gente y ayudarle a ser más objetiva.

"Sin importar el país, la mayoría de las personas sabe que una alimentación óptima es importante. Una dieta rica en nutrientes es el fundamento de una vida saludable", dice la doctora Suzanne Steinbaum, del Centro de Salud Cardíaca de la Mujer, del Hospital Lenox Hill de Nueva York.

En el estudio, por ejemplo, el 78% de los consultados sabe que los omega-3 son importantes para su salud, pero el 40% no está seguro de consumir lo suficiente.

"Los omega-3 han probado ser beneficiosos para la salud cardiovascular, así como para las funciones cognitivas, pero, a menudo, la gente no consume la cantidad necesaria para obtener su máximo beneficio", agrega Steinbaum.

Parecido en Chile

Un fenómeno parecido se observa en Chile, dice la psicóloga clínica Denisse Montt, especialista en trastornos alimentarios del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes.

"Un estudio de 2013 realizado por MideUC mostró que el 77% de las personas cree que sus hábitos de vida son saludables", explica esta profesional. Pero al momento de chequear su dieta, el 46,2% tenía una que era poco o nada saludable, y un 72,8% tenía una actividad física bajo los niveles óptimos que sugiere la OMS.

"No tenemos la conciencia ni la educación adecuada para ver lo que estamos haciendo mal", dice la doctora Ximena Muñoz, nutrióloga de Clínica Meds. Esto explica, en su opinión, que el 95% de los chilenos requiera cambios en su dieta y que solo el 5% tenga una alimentación saludable, según las cifras de la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario 2014.

"Nuestra realidad es que la gente no desayuna, tenemos el mayor consumo de sal de América Latina y el 83% de los chilenos es sedentario. Somos una potencia alimentaria, pero no comemos pescado ni verduras", agrega la especialista. Para ella, una campaña educativa de envergadura es lo que se necesita para cerrar esta "brecha" entre una percepción demasiado optimista de la gente y una realidad con malos índices de salud.

El autoengaño le permite a las personas mantener sus conductas. "Creemos que comemos bien, porque así no hay que hacer los cambios necesarios para tener una buena salud, algo que me va a costar mucho", explica Denisse. "A las personas les cuesta restringirse de alimentos que les producen placer", concluye esta psicóloga.

Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina