Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

08 de Diciembre de 2015

Temática

Foto: South Pacific Seeds, El Mercurio
Foto: South Pacific Seeds, El Mercurio

Mizuno, pak choi, tatsoi, espinacas baby, hojas de mostaza, kale o allium cepa parecen parte de un menú de un restaurante de comida de autor, pero en poco tiempo más serán tan comunes como una lechuga escarola.

Se trata de hortalizas de origen asiático que tímidamente están apareciendo en el mercado local, pero que podrían ser más protagónicas considerando que poseen mayor cantidad de vitaminas y minerales que las tradicionales. En cantidades equivalentes, el kale, por ejemplo, aporta tres veces más vitamina A que la lechuga y 8 veces más vitamina C que el tomate.

"Este tipo de hojas son parte del género de las coles -como el brócoli o la coliflor-, por lo que comparativamente con otras hortalizas tienen mayor aporte proteico, de minerales, como el calcio y potasio, y más vitaminas, como la C", explica Paola Cáceres, docente de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. A ello se suman compuestos que ayudarían a la prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, como el gastrointestinal, atributos que las han hecho famosas en el mundo.

Pensando en esto, un grupo de académicos de Agronomía UC, encabezado por Francisco Albornoz, comenzaron un proyecto no solo para introducir su cultivo masivo en el país, sino también para que estas hortalizas tengan aún mayor concentración de compuestos beneficiosos.

"Estamos trabajando en cómo aumentar la concentración de vitaminas y minerales, a través de técnicas de fertilización, iluminación artificial y cultivos hidropónicos, entre otros", cuenta el académico. Aunque los resultados son preliminares, ya lograron que el kale tenga 10% más de hierro, y con la albahaca morada esperan un resultado similar.

Introducir estas hortalizas es importante -explica- no solo porque su aporte nutricional será más elevado, sino también porque aumentará la variedad de hortalizas disponibles.

"Según la Odepa (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias), en Chile se consumen unas 30 variedades de hortalizas, mientras que en la canasta asiáticas hay cientos", dice Albornoz. Es en la variedad donde estarían los beneficios para la salud, y no en cada una por separado.

El consumo recomendado de hortalizas -independiente de su género- es de 3 porciones al día, cantidad que se asocia con menor mortalidad y mayor longevidad, dice Paola Cáceres. Pero aclara que si bien la contribución de determinados nutrientes de las hortalizas asiáticas sería mayor respecto a las variedades tradicionales, muchas frutas superan esos aportes incluso consumiendo porciones menores, por lo que la dieta equilibrada siempre será necesaria.

Publicado en: 
El Mercurio por Lorena Guzmán