Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

27 de Abril de 2017

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.vidacotidianitica.blogspot.cl
Bajo licencia Creative Commons / www.vidacotidianitica.blogspot.cl

Lo que las personas eligen para comer tiene un tremendo impacto en su salud y bienestar. Sin embargo, los factores que influyen en esta elección no son bien conocidos.

Ahora un grupo de investigadores del programa de Neurociencias de Champalimaud en Lisboa, Portugal, y de la Universidad de Monash, Australia, estudiaron lo que sucede en el caso de las proteínas y de los aminoácidos esenciales que aportan, en este caso la arginina y la valina. La importancia de estos últimos es que el organismo no es capaz de producirlos por sí mismo, y tiene que sacarlos directamente de los alimentos. Estos aminoácidos son esenciales para la vida y la reproducción.

En este trabajo los científicos se dieron cuenta de que las bacterias digestivas, conocidas también como microbioma, juegan un papel relevante. Cuando ellas detectan que estos nutrientes escasean, producen algunas sustancias que le dicen al cerebro los alimentos que debe comer, para poder obtener estos aminoácidos. Ellos se encuentran de preferencia en alimentos como la carne, los huevos, los lácteos y algunas legumbres.

La investigación, dirigida por el doctor Carlos Ribeiro, se realizó en moscas de la fruta, en las que lograron identificar cinco cepas de bacterias digestivas, dos de las cuales se dedican a vigilar los niveles adecuados de estos nutrientes. Los resultados se publican en la revista PLOS Biology de esta semana.

Salud humana

"En la mosca de la fruta hay cinco tipos de bacterias principales; mientras que en los humanos son cientos", afirma la doctora Patricia Francisco, coautora de la investigación.

Ella resalta la importancia de usar estos modelos animales más simples para ir ganando conocimiento sobre los factores que pueden ser cruciales para la salud humana.

"Desde hace poco, unos 10 años, que está aumentando el interés por las bacterias beneficiosas que existen en el cuerpo. Antes solo estudiábamos las bacterias dañinas, que nos enfermaban", dice la doctora Paula Rodas, investigadora del Center for Integrative Medicine and Innovative Science (CIMIS) de la Universidad Andrés Bello.

Así, ahora se descubre que estos gérmenes que nos protegen "también influyen en la decisión de lo que comemos". Esto tiene una tremenda proyección, agrega, porque se podrían cambiar los tratamientos que se usan para la obesidad, la hipertensión o la diabetes.

"En unos años más, es muy probable que no estemos dando medicamentos para estos pacientes, sino que indicaremos dietas ajustadas a sus necesidades y probióticos, que son alimentos que tienen determinados tipos de estas bacterias protectoras", explica la doctora Rodas.

Con estos resultados, ahora los científicos buscan probar que este mismo mecanismo influye en el caso de las grasas esenciales que el organismo no produce. Ellas se obtienen directamente de alimentos como los pescados grasos del tipo atún y salmón, los frutos secos y el aceite de oliva.

Publicado en: 
Sebastián Urbina, El Mercurio