Publicado el

12 de Septiembre de 2016

Temática

VizWiz para los problemas de visión: Gratis para iOS  y Android.

Ayuda a leer letras pequeñas, como las direcciones en un mapa o las indicaciones de los medicamentos. Para operar, se debe tomar una fotografía a los textos pequeños y luego responde en voz alta las preguntas que el usuario hace respecto de la imagen.

Otra opción, en este caso para dictar lo que uno quiere escribir en el dispositivo, es Dragon Mobile Assistant, para Android, y Dragon Dictation, para iOS. Ambas se descargan sin costo.

También hay aplicaciones que convierten el teléfono en una lupa. Algunas para instalar gratis en cualquier dispositivo Android son Magnifying Glass Flashlight, Lupa y Lupa & microscopio.

Aqua alert recuerda tomar agua: Gratuita para iOS y Android.

Permite programar una ingesta diaria de agua y recuerda periódicamente hacerlo para cumplir la meta. Esta aplicación, dice Macarena Rojas de la UC, es bastante interesante, porque las personas mayores requieren hidratarse y, generalmente, no sienten sed o sienten menos que el resto de la población. "Es una herramienta de recordación permanente de gran ayuda para el día a día", dice.

Medisafe avisa los medicamentos: Gratuita y  disponible para  iOS y Android.

Ayuda a organizar y recordar la toma de medicamentos. Es amigable y fácil de usar para cualquier persona. Al abrirla, se despliega una pantalla en la que aparece un círculo dividido en cuatro partes, que representan las franjas horarias de un día completo. Solo hay que ingresar la hora y el día en que se deben tomar las pastillas y la app recordará la información. Se puede utilizar la aplicación sin necesidad de registrarse, pero es conveniente hacerlo, ya que permitirá la sincronización de los dispositivos de la familia, ideal para seniors de la cuarta edad.

La brecha digital existe entre las distintas generaciones y, en la mayoría de los casos, es visible en un alto porcentaje de adultos mayores que, por diversas razones, no tuvieron la oportunidad de utilizar teléfonos inteligentes durante toda su vida laboral. Sin embargo actualmente muchos seniors se están atreviendo a utilizar dispositivos móviles, como tabletas o smartphones , y estan integrando estas nuevas tecnologías en su vida diaria.

Macarena Rojas, directora del Programa Adulto Mayor UC, asegura que en las personas de entre 60 y 70 años, la brecha no es tan amplia, ya que ellas tuvieron que aprender a utilizar las nuevas tecnologías por necesidad, por lo que el uso de los aparatos digitales no es algo tan ajeno a su realidad.

Según el estudio Chile 3D 2016, de GfK Adimark, el 77% de las personas entre 65 y 74 años tiene celular. De ellas, el 34% posee un smartphone . Asimismo, de las personas con 75 años y más, el 71% tiene celular y de esas, el 10% tiene smartphone .

"En ese contexto, el uso de las TIC (tecnologías de la información y comunicación) para una vida más saludable es más común en el primer tramo de la adultez mayor, pero no por eso es exclusiva de ese grupo, ya que una vez que los seniors se familiarizan con ella, esta puede ser una gran aliada en el autocuidado en todas las etapas de la vida", opina Rojas.

Juan Carlos Molina, geriatra de la Clínica Meds, asegura que el uso de la tecnología aporta una ayuda importante en lo que a salud se refiere. "Muchas veces, la falta de doctores especializados en tercera edad lleva a que las personas de 60 años y más no se controlen lo suficiente, y aplicaciones, por ejemplo, que recuerden tomarse una pastilla o que controlen las pulsaciones o presión, son bienvenidas".

Eso sí, agrega Molina, no hay que dejar que una app se convierta en el médico de cabecera. Cada paciente es distinto y es necesario combinar el uso de esta ayuda con consultas médicas trimestrales o mensuales, dependiendo de la afección de la persona.

A continuación, algunas aplicaciones que ayudan a solucionar asuntos de la vida diaria en la tercera edad.

 AlzhUp para retrasar el alzhéimer: Gratuita para iOS y Android.

Es una tecnología que busca retrasar el deterioro cognitivo de los pacientes con alzhéimer. La app permite realizar diferentes actividades de motivación, ejercicios aeróbicos, de cálculo, de memoria o de relajación, cuyo fin es la estimulación de diversas áreas cognitivas del cerebro. Una de las funcionalidades más interesantes es el banco de recuerdos, que simula la vía en la que el cerebro cataloga los recuerdos, para fomentar la participación de diversos miembros de la familia en el cuidado. Así, todos los cercanos al paciente pueden subir y validar canciones, videos o fotografías de momentos relevantes.

 S Health para mantener la actividad física: Gratuita para Android.

Permite programar cuánto se quiere caminar al día y lleva un conteo de los pasos diarios. Tanto si camina como si corre, si se va de caminata o de paseo en bici, o si practica deporte, tanto en el interior como en el exterior. La app puede añadir varias actividades y ejercicios físicos y realizar un seguimiento en un solo paso, usando los distintos monitores integrados.

Ayuda a crear un patrón de estilo de vida equilibrado mediante el registro de distintos datos, como comidas, y hace un seguimiento de la dieta y peso utilizando los monitores de sueño y estrés.

 Neuronation para ejercitar la concentración: Gratuito y disponible para iOS y Android.

Esta app fue destacada por Google como una de las mejores de 2015, ya que tiene 23 ejercicios para mejorar la memoria, la concentración y la inteligencia.

Otra alternativa es Lumosity (también gratuita para Android y iOS), que cuenta con más de 25 juegos cognitivos que se adaptan al desempeño de cada usuario para que resuelva distintas tareas cognitivas.

 IHealth mide los signos vitales: Gratuita y solo disponible para iOS.

Ayuda a controlar la presión arterial, el peso, la cantidad de azúcar en la sangre para los diabéticos, y también a promover la actividad física. Permite medir, seguir y compartir los signos vitales con los dispositivos que están sincronizados, para así mantener a los familiares alerta en caso de algún evento fuera de lo normal.

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.alimentatubienestar.es

Publicado en: 
El Mercurio por Daniela Paleo