Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

23 de Octubre de 2015

Temática

Foto: EFE, El Mercurio
Foto: EFE, El Mercurio

Mientras antes, mejor. Ese es el método que daría mejores resultados para prevenir el desarrollo de alergias alimentarias en niños, según una revisión de la evidencia más reciente, publicada en la revista de la Asociación Médica Canadiense. En concreto, los autores recomiendan introducir los alimentos alergénicos entre los cuatro y seis meses de edad.

"No hay necesidad de retrasar la introducción de alimentos alergénicos sólidos más allá de los seis meses de vida; hacer eso no prevendrá la alergia, si no que en realidad incrementará el riesgo", explica a "El Mercurio" la doctora Elissa Abrams, de la Clínica de la Universidad de Manitoba, en Canadá, y una de las autoras del estudio.

La recomendación apunta sobre todo a los niños con padres o hermanos que tienen alergias, ya que tienen un alto riesgo de presentar el mismo problema.

En general, las alergias alimentarias más frecuentes en los niños se asocian a leche, huevo, maní y nueces, así como a pescado, mariscos, soya y trigo.

El tema no es menor: las alergias alimentarias aumentaron 18% en una década en EE.UU., mientras que en Canadá, una encuesta concluyó que en el 8% de los hogares se reportó al menos una alergia de este tipo.

En Chile no hay datos exactos. "Se sabe que un 5% de los escolares reportan historia compatible con alergia, pero se debe tener cuidado, ya que no todo aquel que refiere alergia realmente es alérgico. Cuando se realiza una confirmación diagnóstica, ese porcentaje disminuye considerablemente", precisa Claudia Villablanca, nutricionista de la Universidad Católica.

"La principal señal es una reacción que puede ir desde urticaria e inflamación, a problemas respiratorios, vómitos o diarrea", precisa Abrams.

Las sugerencias previas recomendaban posponer los alimentos potencialmente alergénicos hasta los 12 a 36 meses de edad en las guaguas con alto riesgo. Como consecuencia, algunas mujeres no comían ciertos productos durante el embarazo y la lactancia para prevenir el desarrollo de alergias en sus hijos.

Un reciente ensayo controlado -el estudio LEAP ("Learning Early About Peanut")- mostró que introducir en forma temprana el maní en niños de alto riesgo reduce las probabilidades de alergia hasta en 80%.

Esto llevó a que la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI); la Academia de Pediatría EE.UU. y la Sociedad Canadiense de Alergia e Inmunología Clínica, sugieran introducir el maní entre los 4 y los 11 meses de vida. Esto siempre bajo la supervisión de un especialista.

Para otros alimentos, la AAAAI recomienda introducir un alimento nuevo cada 3 a 5 días, en pequeñas porciones, comenzando con granos (arroz, avena, etc.), verduras de color naranja y amarillo, y frutas.

La exposición regular y progresiva a un alimento cada vez -en pequeñas cantidades- es importante para mantener la tolerancia, puntualiza la doctora Abrams.

Edad
Las alergias alimentarias suelen aparecer a edades tempranas; pero también es posible que en adultos surjan alergias a maní, mariscos, pescados y nueces.

Publicado en: 
El Mercurio por C. González