Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

03 de Agosto de 2016

Temática

Un estudio realizado en Europa, entre más de 9 mil adolescentes de 14 años en promedio, muestra que la exposición a la publicidad del alcohol -ya sea en televisión, internet, eventos deportivos o festivales musicales- se relaciona directamente con la cantidad y frecuencia de consumo en esta población.

El trabajo, publicado ayer en la revista Addiction, fue realizado por investigadores de diferentes universidades y centros europeos, quienes siguieron por hasta un año y medio a adolescentes de ambos sexos de Alemania, Italia, Holanda y Polonia.

Así observaron que mientras más expuestos estaban a publicidad o mensajes en torno a alguna bebida alcohólica, mayor era el nivel de consumo, así como la frecuencia y variedad de alcoholes ingeridos.

"Europa es una de las regiones con mayor consumo de alcohol en el planeta, y las tasas de consumo juvenil son particularmente problemáticas. Nuestro estudio pone de relieve la necesidad de desarrollar regulaciones que reduzcan y restrinjan todos los tipos de publicidad del alcohol", dice Avalon de Bruijn, del Centro Europeo para el Monitoreo de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (EUCAM) y autora principal del estudio.

Sus hallazgos concuerdan con estudios al otro lado del Atlántico. En EE.UU., a través de encuestas a 2.600 jóvenes de 15 a 20 años, investigadores del Centro Médico del Darmouth College vieron que las marcas y tipos de alcohol más consumidos por los adolescentes coincidían con aquellos que tienen mayor presencia en televisión.

Y también se repite la relación entre frecuencia de exposición y cantidad de consumo.

"Que en países con diferentes contextos culturales, de regulación y consumo se observe una conexión, es claramente un motivo de preocupación", dice De Bruijn.

Por este lado del planeta la idea es similar. Y el problema, no menor.

Según datos de Senda, Chile es el país que lidera el consumo de alcohol en América Latina, con 9,6 litros per cápita. Y entre los escolares de 8º básico a 4º medio, poco más de un tercio reconoce haber bebido en el último mes y el 62,8% dijo que tomó cinco o más tragos en al menos una ocasión.

"Un gran problema es la poca percepción de riesgo que existe en torno al consumo de alcohol", comenta el doctor Jonathan Véliz, experto en adicciones de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la U. de Chile.

Y en eso, la presencia de alcohol en publicidad y en eventos masivos, por ejemplo, tiende a "normalizar" el consumo. Aun cuando esos mensajes no apunten a la población adolescente, ellos son más vulnerables a su contenido.

"Están en una edad en la que el impacto y la influencia ambiental son relevantes en la formación de su personalidad", precisa el doctor Juan Martín Castillo, psiquiatra de la Unidad de Adolescencia de la Clínica Alemana. "Tomar se asocia con éxito, con ser más 'bacán' y como una forma de validarse entre sus pares. Además, está muy fuerte la idea de que para divertirse hay que beber".

El rol de los padres y la familia es crucial, tanto enseñando con el ejemplo como guiando en torno a lo que es un consumo responsable o de bajo riesgo -lo que no significa "enseñar" a beber en la casa, lo que tiende a disminuir la percepción de riesgo-, enfatizan los expertos. Asimismo, estar atentos a señales que apunten a un consumo problemático, como cambios de conducta o baja en el rendimiento escolar.

Eso, a la espera de que se fijen restricciones a la publicidad, tal como se ha hecho con el tabaco. "No basta con limitar la venta y fiscalizar -dice Véliz-; es un tema pendiente en gran parte del planeta".

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.notimerica.com
Publicado en: 
Él Mercurio por C. González