Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

10 de Septiembre de 2015

Temática

Foto: El Mercurio
Foto: El Mercurio

Aunque los nutriólogos recomiendan disminuir el consumo de carnes rojas, llaman también a fijarse en las calorías de las proteínas vegetales y en su forma de preparación. 

Empanadas, asado, pan amasado, pisco sour, vino y dulces chilenos son parte de la comida típica durante el dieciocho. Una combinación sabrosa, pero poco saludable, sobre todo si se considera que dos tercios de los chilenos tienen kilos de más.

El problema es que aunque los expertos en nutrición recomiendan disminuir el consumo de carnes rojas, ya que son causantes de enfermedades cardiovasculares, la receta dieciochera tampoco es necesariamente más sana si se opta por un menú vegetariano.

Cambiar el chorizo tradicional por un choripán de soya puede, por ejemplo, tener la misma cantidad de calorías, explica la nutrióloga de Clínica Alemana, Mónica Manrique.

"Hay que tener cuidado porque muchas longanizas vienen con altas cantidades de aceite, que son grasas igual, aunque sean de origen vegetal. Así, a veces tanto la longaniza animal como la vegetal tienen las mismas calorías por cada gramo", dice Manrique. Por eso, recuerda, mirar el etiquetado para analizar la composición de los alimentos y su aporte calórico es clave.

Por su parte, la doctora Magdalena Farías, nutrióloga de la Clínica Las Condes, añade que los embutidos de pavo o de pollo pueden igualmente ser buenas alternativas al embutido de cerdo, ya que son bajos en aportes calóricos.

Tampoco se es más saludable si se escoge una empanada frita de tofu en vez de una de pino. Si bien la primera tiene menos calorías -ya que el tofu no tiene contenido graso-, la fritura y la manteca de la masa será igual de perjudicial en ambos casos.

"Lo mejor es comer empanadas de horno con harina integral, que usen carne vegetal o mezclada con vacuno magra. Que la cebolla se saltee con un poco de aceite de oliva o con aceite en spray ", agrega Farías.

Para reducir el consumo de carnes rojas, una buena opción es poner sobre la parrilla pescados o pollo. Pero no sirve de mucho hacer este cambio si se privilegia la ensalada de papas con mayonesa o el arroz. "Hay que comer harta ensalada, ojalá verde, que tiene más fibra y llena más. Además, se puede acompañar el asado con verduras a la parrilla", dice la especialista.

La doctora Farías aconseja asimismo tener siempre a mano un vaso con bebida light para no comer de más durante el asado.

Por otro lado, además de evitar los tragos con azúcar, como el pisco sour, las expertas recomiendan moderar el consumo de jugos.

"Muchos vegetarianos aumentan el consumo de frutas debido a que toman muchos jugos, pero las personas con problema de peso no deben comer más de dos frutas al día", dice la doctora Manrique.

Publicado en: 
Vida, Ciencia y Tecnología, El Mercurio