Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

14 de Enero de 2016

Temática

Foto: El Mercurio
Foto: El Mercurio

A media mañana, un jugo de piña, manzana, limón y menta. A la hora de almuerzo, una mezcla de repollo, pepino, manzana y piña. En la noche, un licuado de avena, arroz y naranja.

"Yo seguí un programa de tres días, solo bebiendo jugos cuatro o cinco veces al día, y sin probar nada más. Nada masticable", cuenta la secretaria Mariela Fuentes (29). Fue en la oficina donde escuchó a una compañera hablar de la dieta "detox" y decidió probarla.

Se trata de un plan de alimentación a base de jugos o batidos de frutas o vegetales prensados que, según quienes lo promueven, tiene el potencial de desintoxicar el organismo -de allí su nombre- de sustancias químicas dañinas, además de ayudar a bajar de peso y mejorar la condición del pelo y la piel.

Mariela consiguió bajar un par de kilos, pero recuerda que eso le provocó dolores de cabeza y frecuentes idas al baño. "Lo hice con la idea de desintoxicar, pero de verdad no sé si valió la pena; no lo pasé muy bien y siempre sentí hambre".

Uso exclusivo

Basta buscar "detox" en internet para encontrar varios sitios y grupos en redes sociales que hablan de las cualidades de este régimen, que muchas famosas, en Chile y el extranjero, han ayudado a difundir.

Pero los especialistas reconocen que si bien pueden contribuir a la hidratación del organismo, no existen elementos científicos que avalen una "limpieza" del cuerpo.

Así lo estima el Colegio de Nutricionistas de Chile, cuyos integrantes han expresado sus reparos ante esta moda.

"Se trata más bien de un asunto comercial, porque no hay estudios ni menos recomendaciones de organismos serios al respecto", dice Paolo Castro, nutricionista y vocero de la agrupación. "El mismo organismo posee mecanismos naturales de desintoxicación, a través de la orina, las deposiciones y, en menor medida, el sudor".

Idea con la que concuerda la doctora Karin Papapietro, nutrióloga del Hospital Clínico U. de Chile y directora de la Asociación de Nutrición Clínica. "El término 'desintoxicar' asociado a esta dieta me parece pretencioso. Sí es cierto que estos jugos aportan antioxidantes y vitaminas que colaboran a mejorar los niveles de defensa del organismo".

El problema está en seguir un régimen exclusivo a base de estos jugos.

"Como toda dieta extrema, tiene riesgos y es desequilibrada en términos nutricionales. Si se hace por mucho tiempo o en personas con algún problema de salud (sobre todo no detectado), puede ser perjudicial", agrega la doctora Papapietro.

Por ejemplo, personas con diabetes no pueden seguir este régimen porque contiene una carga muy alta de azúcar, advierte Ximena Díaz, nutricionista y magíster en nutrición humana de la Clínica Indisa.

"Al extraer solo el jugo se pierde la fibra dietética de la fruta, que hace que la absorción del azúcar y los hidratos de carbono sea más lenta", explica. Por lo mismo, personas con sobrepeso u obesidad tampoco se ven beneficiadas con esta dieta.

Se pueden perder algunos kilos, pero es esporádico.

Eso sí, por la pérdida de proteínas, se ha visto que puede haber una disminución de masa muscular, además de desencadenar fatiga y cambios anímicos.

De allí que los expertos recomienden no reemplazar la dieta habitual -idealmente saludable- por estos jugos, si no complementarlos.

"Beber jugos naturales de frutas o verduras, para una persona sana y con un estado nutricional normal, es un excelente aporte", dice Ximena Díaz.

Asimismo, favorece la hidratación, algo necesario si se considera que apenas el 20% de la población chilena cumple con la recomendación de consumir 6 a 8 vasos de líquido al día, advierte Castro, quien agrega que no es necesario adicionar azúcar ni miel a estos jugos, ya que aumentan el riesgo de desarrollar caries y obesidad.

"Además de no ser efectivo, afecta el bolsillo de las personas, porque gastan más de lo que necesitan".
PAOLO CASTRO
Nutricionista

"El término 'desintoxicar' me parece pretencioso; el organismo tiene sus propios mecanismos para realizar eso".
DRA. KARIN PAPAPIETRO
Nutrióloga

Publicado en: 
El Mercurio por C. González