Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

23 de Mayo de 2016
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.saludcasera.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.saludcasera.com

Aunque los casos más recurrentes los protagonizan los cereales que contienen gluten, los frutos secos, el pescado y los productos del mar, según la Organización Mundial de la Salud son más de 70 los alimentos que pueden provocar alergia. Cuando esto sucede, se presentan síntomas que van desde un ligero malestar hasta reacciones graves, que son potencialmente mortales si no reciben atención médica. Este problema afecta a entre 4 y 6% de los niños, y la forma de prevenirlo es dejando de consumir el producto en cuestión. De hecho, el consejo habitual de los pediatras es postergar la introducción de este alimento a la dieta de los niños para evitar una posible alergia.

Esta estrategia podría cambiar. Un estudio canadiense demostró que cuando los padres de niños menores de un año incluyen en su dieta pequeñas porciones de huevo, maní y leche de vaca, los menores tienen menos posibilidades se hacerse sensibles a estos alimentos. La investigación de la Universidad de McMaster incluyó 1.421 niños y sus resultados se presentaron en la Conferencia Internacional 2016 de la American Thoracic Society, que finalizó la semana pasada en San Francisco, Estados Unidos.

Antes de seis meses

"Las implicancias clínicas de nuestros hallazgos son que la introducción de alimentos alergénicos antes del año de edad debería alentarse, y es mejor que evitarlos si se quiere reducir el riesgo de que el niño se sensibilice", explica el doctor Maxwell Tran, investigador que lideró el trabajo.

Estos resultados refuerzan el cambio de pensamiento de postergar la introducción de estos alimentos en la dieta de los niños, a la incorporación temprana de ellos para prevenir la alergia. "Muchas guías alrededor del mundo están reflejando este cambio, con la recomendación de introducir estos alimentos antes de los seis meses de edad", dice Tran.

Según el doctor Arnoldo Quezada, director del Departamento de Pediatría Sur de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, no existe suficiente evidencia aún para realizar este cambio. "En el caso del maní se hizo esta modificación, y en algunas ciudades de EE.UU. y de Europa no resultó igual para todos los niños, ya que hubo reacciones alérgicas en algunos casos", advierte.

Por eso, agrega, no se puede generalizar y hay que investigar más. Hoy se piensa que la sensibilidad a los alimentos se produce más por la piel del niño -cuando tienen dermatitis atópica- que por vía digestiva. "Si el niño tiene dermatitis y está tomando leche de vaca o una papilla que contiene huevo y se chorrea, entrando el alimento con la piel que tiene dermatitis, ahí se produciría la sensibilización", explica el doctor Quezada.

Los investigadores canadienses anunciaron que continuarán estudiando el riesgo de alergia en relación con la comida en niños hasta los cinco años, buscando nuevas estrategias para evitar este problema.

Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina