Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

13 de Marzo de 2016

Temática

Foto: La Tercera.
Foto: La Tercera.

Los expertos recomiendan no cambiar de calzado en las dos últimas semanas previas al Maratón. La oferta es amplia.

Es una postal habitual del Maratón de Santiago: cientos de corredores luciendo sus pares de zapatillas nuevos, relucientes, en la Plaza de la ciudadanía y sus alrededores, a minutos de largar. Y es muy probable que este año la escena se repita, un error común pero que determina y separa entre una victoria o un suplicio correr por las calles de la capital.

Dicen los expertos, médicos y entrenadores, que el tiempo mínimo para cambiar el par de zapatillas con que se corre en una carrera es de dos semanas. Así, el pie se acostumbra a ésta, evitando lesiones y ampollas. Considerando las casi tres semanas que restan para Santiago, si está en ese dilema es ahora o nunca el momento de tomar la decisión.  

Pero hay otras variables que determinan el calzado a elegir para correr. Pablo González, coach  de los Road Runners, lo resume: “Para escoger la zapatilla hay que preocuparse del uso que se le dará, de la superficie donde se correrá, el peso del que las use y el tipo de pisada”.  

Luis Vergara, deportólogo de la red Christus UC y encargado del área médica del MDS, señala de entrada que “lo más importante es que las personas conozcan cuál es su tipo de pisada. Puede ser pronadora, supinadora o neutra”. Así, se puede determinar qué modelo es el adecuado para aguantar horas y kilómetros corriendo.

González aconseja que, en vez de buscar un modelo adecuado para cada pisada, “es mejor correr con plantillas personalizadas. Así, se amplía la gama de modelos a elegir y se reduce el valor. Para esto siempre es bueno escoger zapatillas de pisada neutra”. 

La tecnología con que hoy se confecciona el calzado deportivo satisface casi todas las necesidades de los atletas. Hay con amortiguación moderada o alta, de bajo peso y gran ventilación. Aunque en los últimos años la penetración de los modelos five fingers ha roto el paradigma de qué se considera un calzado cómodo. Vergara es tajante al declarar que “no hay estudios que comprueben que tipo de zapatilla es la mejor, lo importante es que te queden cómodas”.

La contextura y peso del atleta es otro punto a considerar. Agustín Oyarzún, entrenador del Team Adidas, comenta que “sólo los corredores elite corren con zapatillas planas, porque ellos tienen un peso distinto y están mucho menos tiempo haciéndolo. Las personas más robustas deben hacerlo con calzado más amortiguado”.

“Es fundamental saber el peso máximo para el que están diseñadas”, dice González. “Se debe preguntar siempre y si el vendedor no lo sabe, es mejor comprarlas en otro lado”, remata.

Elegir el par adecuado no es tarea sencilla. En todos los casos, la comodidad se impone a un bonito color. 

Publicado en: 
La Tercera por Ignacio Leal