Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

15 de Octubre de 2015

Temática

El Mercurio
El Mercurio

   

La inexperiencia y audacia que caracterizan a los conductores jóvenes generan una mezcla letal y creciente en las calles y autopistas del país. Tanto es su impacto y recurrencia, que los siniestros viales se han convertido en la principal causa de muerte de personas que tienen entre 20 y 24 años y la segunda del grupo etario en general.

Un estudio realizado por la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) muestra que la cantidad de jóvenes (15 a 29 años) que participan en siniestros viales llegó a un máximo histórico en 2014: totalizaron 39.991, 52 más que en 2013 y 13.906 más que los 26.085 de 2005. Es decir, hubo un alza de 53% en 10 años.

"Los jóvenes tienen menos experiencia en la conducción; por ende, es un conductor novato que tiene menos herramientas prácticas aprendidas al volante y, además, posee una conducta más temeraria y osada al momento de conducir un vehículo", dice la secretaria ejecutiva de Conaset, Gabriela Rosende".

El análisis -que fue publicado recientemente por la entidad- dibuja un perfil de los accidentes protagonizados por jóvenes. Por ejemplo, logra establecer que la mayoría de los siniestros se concentra en las madrugadas de los sábados y domingos, entre las 3:00 y 6:00, lo que se condice con los horarios de "carrete" y consumo de alcohol. Precisamente, la ingesta de estas bebidas es la tercera causa con más participación de jóvenes (3.675), detrás de las imprudencias de conductores, peatones y pasajeros (20.550) y la desobediencia de las señalizaciones (4.210). Asimismo, entre los accidentes más recurrentes que involucran a conductores entre 15 y 29 años están las colisiones (22.852), los choques (9.064) y atropellos (3.975).

Todas estas cifras se dan pese a los cambios a los exámenes de conducir, implementados por el Gobierno anterior para focalizar las pruebas. Esas modificaciones lograron elevar la reprobación del test desde 2% a 76%, en sus primeras aplicaciones.

Para Francisco Frésard, especialista en seguridad vial del Dictuc de la UC, "el examen debería ser más selectivo. Por ejemplo, una licencia gradual conforme a la adquisición de experiencia y desarrollo de habilidades, comportamiento observado, como infracciones, capacitación de competencias según la experiencia de conducción. Esto se emplea en varios países seguros".

Añade que también es posible adoptar otras medidas como la restricción de la potencia del vehículo, de los acompañantes en el móvil en horarios de riesgo como madrugadas de fines de semana, vísperas de festivos; y aumentar el costo del seguro vehicular si se trata de un conductor joven.

"Según cifras de la OMS, cada año mueren aproximadamente 400 mil jóvenes en las carreteras y calles de todo el mundo".
GABRIELA ROSENDE
Secretaria ejecutiva Conaset

Publicado en: 
Manuel Valencia, El Mercurio