Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

26 de Abril de 2017

Temática

Bajo licencia Creative Commons/ Flikr Paola Kizette
Bajo licencia Creative Commons/ Flikr Paola Kizette

Pese a que Chile erradicó la desnutrición hace muchos años, los problemas por malnutrición siguen estando presentes: el sobrepeso y la obesidad, que afectan a más del 60% de la población, generan un costo económico (por enfermedades, tratamientos y días no trabajados), que alcanza los US$ 500 millones al año. Es decir, el equivalente al 0,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Así lo da a conocer un informe entregado ayer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el que se analiza el "costo de la doble carga de la malnutrición" en la región.

Junto a Chile, Ecuador y México son las naciones analizadas para ejemplificar el impacto social y económico de este problema en el continente, en donde la desnutrición sigue estando presente, pero ahora se combina con el exceso de peso en la población.

Esta doble carga de malnutrición "afecta de manera creciente a la población pobre y vulnerable, lo que la convierte en un factor más de la desigualdad vigente en la región", dice la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Lo anterior significa, por ejemplo, que en Ecuador esta carga implique el 4,3% del PIB de ese país, y en México, el 2,3%.

"Este informe entrega una mirada muy interesante sobre el impacto económico que tiene la malnutrición en la sociedad. Eso ayuda a sopesar la relevancia de llevar adelante políticas públicas al respecto", comenta Lorena Rodríguez, jefa del Departamento de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud.

A nivel local, la malnutrición por exceso -sobrepeso y obesidad- muestra una realidad muy cercana a EE.UU. y México, que poseen los peores indicadores. "Tenemos más de un 10% de obesidad en menores de seis años, y más de 25% en escolares de primero básico. Y a medida que aumenta la edad el problema es mayor", dice la doctora Rodríguez.

La especialista precisa que uno de los principales gastos asociados al sobrepeso y la obesidad es en salud: por complicaciones como hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, por ejemplo.

De allí la importancia de implementar medidas que ayuden a combatir esta problemática. "La evidencia muestra que entre las medidas más costo-efectivas está el etiquetado frontal de alimentos, y Chile ya lo tiene".

Restringir la publicidad de alimentos poco saludables y su venta en determinados entornos (como colegios), son otras medidas que se han visto útiles. Precisamente, normas que el informe de Cepal sugiere implementar, junto con la educación del consumidor y programas de actividad física.

Publicado en: 
C.G / El Mercurio