Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Junio de 2016
Foto: Chile Vive Sano
Foto: Chile Vive Sano

Se trata de una situación que caracteriza el desarrollo económico de los países. La mayor disponibilidad de alimentos, comidas más procesadas y la vida actual acelerada, pasan la cuenta a la salud, incluso la de los niños.

Así lo advierte un informe europeo dado a conocer ayer, el cual revela que, en 46 países del viejo continente, uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad. Además, los menores de 10 años representan entre el 20% y el 30% del total de enfermedades inflamatorias del intestino, que incluye la colitis ulcerosa y la enfermedad de Chron.

Por último, el hígado graso es la enfermedad crónica de ese órgano más frecuente entre los niños y adolescentes de los países europeos occidentales, sobre todo en Italia y España, con casos documentados en niños de hasta tres años de edad. El informe se entregó ayer al Parlamento Europeo para su debate.

Llamado al cambio

El presidente de la Unión Europea de Gastroenterología, doctor Michael Manns, advierte que el continente cuenta con centros pediátricos de excelencia y expertos de primer nivel, pero no en la cantidad suficiente como para hacer frente a esta epidemia. Para superar esto proponen crear más servicios pediátricos, mejorar la formación de especialistas, y usar para esto clases a través de internet.

"Chile tiene cifras similares de obesidad y sobrepeso infantil desde hace unos tres años", dice el doctor Juan Cristóbal Ossa, académico del Departamento de Pediatría Oriente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Esta situación va de la mano con el hígado graso, que a futuro se puede traducir en cirrosis, causa importante de trasplante de hígado, lo que daña la calidad de vida y aumenta los costos de salud.

Se trata de problemas de salud asociados al estilo de vida actual, donde se usa fórmula infantil para alimentar a los niños, se abusa de los antibióticos y de los alimentos procesados, todo lo cual altera la flora intestinal. Esto favorece la obesidad, las alergias y las enfermedades inflamatorias digestivas.

"Estamos empezando a ver estas complicaciones de país desarrollado, y hay que educar a los pediatras para que sospechen y diagnostiquen estas patologías", dice Ossa.

Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina