Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

05 de Noviembre de 2015

Temática

Foto: Fac. de Medicina, Universidad de Chile / El Mercurio
Foto: Fac. de Medicina, Universidad de Chile / El Mercurio

La hipertensión arterial es conocida como "el asesino silencioso" porque suele no provocar síntomas durante muchos años, hasta que daña un órgano vital, como el corazón, el cerebro o los riñones. De allí que cualquier nuevo hallazgo en torno a esta patología, que afecta a un tercio de los chilenos, sea de vital importancia.

En su tercera versión, el Premio a la Investigación Científica Universitaria, que entregan Banco Santander y "El Mercurio", se propuso destacar las mejores investigaciones sobre hipertensión arterial, así como aquellas en torno al colesterol y enfermedad coronaria.

Los galardonados son el doctor Carlos Fardella, de la U. Católica, en la categoría "senior" -que incluye estudios de carácter clínico o de salud pública, con una antigüedad inferior a diez años-, y el doctor Rodrigo Castillo, de la U. de Chile, en la categoría "inicio" -investigaciones en ciencia básica y que están en desarrollo-. Ambos se impusieron por sobre otras 15 postulaciones de ocho universidades.

"Mi interés por investigar la hipertensión tiene dos razones: una es porque se trata de una enfermedad altamente prevalente y frecuente en la población chilena, y, la otra, es porque se sabe muy poco sobre sus causas", explica el doctor Fardella, jefe del Departamento de Endocrinología de la Facultad de Medicina UC.

Su trabajo en los últimos 20 años se ha centrado en identificar los mecanismos involucrados en el desarrollo de la hipertensión, con el objetivo de desarrollar tratamientos más eficaces y seguros.

Hasta ahora, por medio de estudios en grandes grupos de pacientes, han identificado ciertas hormonas -aldosterona y cortisol- que son responsables de alrededor del 20% de las causas de hipertensión, así como algunos genes determinantes de la carga hereditaria que caracteriza a esta patología.

"Cuesta mucho hacer investigación -opina Fardella-; todos los fondos son insuficientes y se necesita la ayuda de la empresa privada. Por eso este premio es muy útil para nosotros".

Idea con la que concuerda el doctor Rodrigo Castillo, investigador del programa de Fisiopatología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la U. de Chile, quien ha centrado su trabajo en identificar estrategias de protección contra el daño cardiovascular. "Lo que me interesa es la prevención de enfermedades coronarias, que tienen una gran prevalencia como causa de muerte en Chile".

Para eso han recurrido a la suplementación con ácidos grasos omega 3 -conocidos por su efecto protector a nivel cardíaco- en ratas, a las que se ha sometido a condiciones de baja presión de oxígeno, lo que se conoce como hipoxia hipobárica intermitente, una patología que suele afectar a quienes trabajan a gran altitud, como mineros, astrónomos o deportistas.

"A corto plazo, hemos demostrado que habría un efecto protector del corazón gracias al omega 3. A largo plazo queremos ver cómo se comportan los vasos y ver si se reducen las complicaciones cardiovasculares".

A futuro, uno de los objetivos es realizar un ensayo clínico en un grupo de población minera, que sería suplementada con omega 3.

Publicado en: 
El Mercurio por C. González