Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

04 de Septiembre de 2016
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.serpadres.taconeras.net
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.serpadres.taconeras.net

No hay datos científicos que muestren los niveles de vitaminas y minerales de niños entre 4 y 14 años. Expertos coinciden en afirmar que hay un déficit de vitamina D en la población infantil y adolescente.

El estado nutricional de una persona es más que peso y talla. También se debe conocer el nivel de vitaminas y minerales que permiten el correcto funcionamiento de su cuerpo.

Así lo explica Francisco Pérez-Bravo, académico del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y presidente de la Sociedad Chilena de Nutrición, Bromatología y Toxicología.  En 2015, junto a especialistas del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta), la U. de Chile, la U. Católica y la U. Finis Terrae, hicieron un estudio que concluyó que en Chile no existe datos estadísticos sobre el real estado nutricional de los niños entre 4 y 14 años.

 “Solo sabemos cuánta obesidad y sobrepeso hay. Con la encuesta alimentaria tenemos una aproximación de cuánta leche, pan o frutas consumen pero es según lo que cuentan los padres o ellos mismos, pero no el estado real de los micronutrientes en la sangre”, señala Pérez-Bravo.

Sylvia Cruchet, directora de Extensión del Inta y que también participó del estudio, dice que una de las razones de la ausencia de estos parámetros es que medirlos “requiere de muestras de sangre de los niños a distintas edades y por un tema de ética no podemos tomar muestras en menores  sin autorización especial y si no existe algún beneficio claro para que se estudien”. 

El precio de los exámenes es otro inconveniente. Si uno de calcio en sangre cuesta tres mil pesos, el de Vitamina D costaba hace unos años 78 mil y hoy ronda los 23 mil, lo que limita que sean de rutina. Además, “para tomar muestras representativas de la población se requieren muchos pacientes de diferentes edades y de todo el país. Es difícil que los padres acepten que el niño sea pinchado”, dice Cruchet.

Falta de vitamina D

Son varios los micronutrientes que a juicio de Pérez-Bravo se deben medir: calcio, hierro, zinc, vitaminas D, B y E.

Cruchet cree que los niños chilenos tienen déficit de calcio y vitamina D y por lo mismo, son más importantes de medir. 

Todos coinciden en que hoy los niños chilenos tienen déficit de vitamina D. “Tenemos muchos niños con sobrepeso y obesos. En todos, el tejido adiposo ‘secuestra’ vitamina D y la guarda, disminuyendo la cantidad que debe estar circulando en el plasma de la sangre para llegar al cerebro y a los huesos”, dice Pérez-Bravo.

A esto se suma el bajo consumo de leche (sobre todo en la adolescencia), principal fuente de calcio por su biodisponibilidad y la poca exposición al sol. “El 80% de la vitamina D la producimos a través de la piel, pero con tanta ropa gruesa y protectores solares, se inhibe esa producción. Además, los niños pasan más tiempo encerrados, jugando videojuegos y se exponen poco al sol. 

Humberto Soriano, vicepresidente de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe) y médico de la Red Salud UC-Christus, coincide con este último diagnóstico. “Hoy se evita el sol y se protege mucho a los niños con protector solar, gorros y eso lleva a que no estén recibiendo suficiente vitamina D”, dice.

¿Cuánto sol? Basta con 15 a 20 minutos de exposición  antes de las 11.00 o después de las 17.00, dice Pérez-Bravo.

Para el vicepresidente de la Sochipe, los niños que no están creciendo bien y los que llevan una dieta vegetariana deben realizarse exámenes de sangre que midan el hierro, calcio y la vitamina B12 y D. Lo mismo con los pequeños mañosos, con algún trastorno en la ingesta de alimentos y los que tienen alergia a la proteína de la leche, porque muchas veces pueden estar malnutridos y necesitar algún tipo de suplementos.

Publicado en: 
La Tercera por Cecilia Yáñez