Publicado el

10 de Junio de 2016

Temática

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.nogalesdelduero.es
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.nogalesdelduero.es

Mineral activa la quema de grasas. Investigaciones han mostrado que un tercio de los chilenos no consumen el cobre recomendado.

Las propiedades del cobre aún no son reveladas por completo. A sus beneficios como materia conductora y sus propiedades antibacterianas, ahora se suman su rol como activador en la quema de grasas. Es lo que establece un estudio del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (Berkeley Lab) y la U. de California, Berkeley (EE.UU,) que encontró que el cobre juega un papel clave en el metabolismo de la grasa.

Chris Chang, científico de la U. de Berkeley a cargo del estudio, explica a La Tercera, que se sabe que el cobre es necesario para formar las células rojas de la sangre, absorber el hierro, el desarrollo de tejido conectivo y apoyar el sistema inmunológico, pero en  su trabajo descubrieron que además es esencial para la quema de grasa a través del proceso denominado lipólisis.

“Cuando las células grasas o adipocitos se descomponen de piezas más grandes de grasa (lípidos) en trozos más pequeños, el cobre se une a una enzima que controla este proceso y promueve que se queme más grasa”, explica.(ver infografía).

A mayor cantidad de cobre, más grasa se descompone, indica Chang. “Sería conveniente estudiar si una deficiencia de este nutriente podría estar relacionada con la obesidad”, aclara.

Cobre en la dieta

Julio Sanhueza, académico del Instituto de Nutrición y Alimentos de la U. de Chile (Inta), explica que el núcleo de cada célula, donde se ubica el ADN que contiene los genes, es regulado por nutrientes, y estos receptores también son sensibles a minerales como el cobre, “por lo que éste puede ayudar en la regulación del metabolismo de lípidos”, sostiene. 

Se trata de un mineral vital para el bienestar del organismo, aclara Manuel Olivares, pediatra y académico del Inta. “Las enzimas dependientes del cobre intervienen en el desarrollo embrionario y cerebral, estimulan el crecimiento de los niños y los mecanismo inmunológicos de defensa, evitan la anemia y la fragilidad ósea, ayudan a mejorar la calidad de los tejidos y de la piel, y están presentes en la síntesis de hormonas y neurotransmisores”.

Al igual que otros minerales no puede ser fabricado por  el organismo. Se deben consumir alimentos que lo contengan como almejas, riñones, nueces, almendras,  huevos y chocolate.

“La leche purita tiene hierro, zinc y cobre”, dice Olivares, quien hace una década en un estudio a la dieta de población adulta de la Región Metropolitana, determinó que un 30% no cubre las necesidades mínimas de cobre. “En Chile hay muy poca información del consumo de vitaminas y minerales. Hay poca conciencia y poca información de cómo estamos en términos de cobre”. 

Relevancia que en Codelco también consideran, donde informan que a través de su participación de  la International Copper Association (ICA), estudian todas las posibles propiedades y beneficios del cobre, entre ellas las alimentarias.

Publicado en: 
La Tercera por Paulina Sepúlveda