Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

10 de Octubre de 2016

Temática

Bajo licencia Creative Commons / www.vidanaturalia.com
Bajo licencia Creative Commons / www.vidanaturalia.com

Aunque han acompañado al hombre desde siempre, ha sido en las últimas décadas que la ciencia ha vuelto a mirar a las bacterias y su influencia en la salud humana.

"Hoy sabemos que muchas enfermedades se asocian a la presencia de distintos microorganismos. Se trata de un campo de investigación bien interesante y en crecimiento", comenta el doctor Álex Escalona, coordinador del programa de Obesidad y Diabetes de la Clínica Universidad de los Andes.

Escalona está aportando desde su área de conocimiento: junto a especialistas de la Universidad Católica, están llevando a cabo una investigación para estudiar los cambios que se producen en la flora bacteriana intestinal en pacientes que se han sometido a cirugías bariátricas.

"Hemos observado modificaciones significativas, y discretamente distintas, en pacientes que se someten a bypass gástrico y gastrectomía en manga -los dos tipos de operaciones más frecuentes-, en comparación a quienes se someten a una dieta para bajar de peso, que produce una modificación más sutil".

En un primer estudio, evaluaron a 19 pacientes de ambos sexos. La idea ahora es extender ese número a 45 pacientes.

"También queremos incluir a pacientes que bajaron de peso tras someterse a una cirugía bariátrica y que años después tuvieron un aumento, para ver si se produce alguna modificación distinta en la flora bacteriana", agrega.

Con toda esa información, el objetivo es, por una parte, entender cómo se modifica el funcionamiento de estas bacterias y si eso cumple algún rol en la baja de peso o si es un efecto secundario derivado de ella.

Otro aspecto que están analizando es la relación entre el cambio en la flora bacteriana y cambios en los ácidos biliares. "Se ha visto que hay modificaciones importantes. Estos ácidos son mediadores del gasto energético, y del metabolismo de la glucosa y los lípidos en general".

La evidencia disponible hasta ahora a nivel mundial sugiere que al modificar la flora bacteriana de manera directa, se podría influir en la baja de peso y en el metabolismo en general. "Si eso es así, hay que determinar la forma más segura de hacerlo y sus potenciales efectos adversos, como una forma de buscar tratamientos más simples y menos invasivos, sin necesidad de una cirugía".

Eso ayudaría no solo a combatir la obesidad, enfatiza el experto, sino también la diabetes, el hígado

Publicado en: 
El Mercurio por C. González