Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

21 de Julio de 2015

Temática

Foto de Cristián Carvallo de El Mercurio
Foto de Cristián Carvallo de El Mercurio

Un estudio de la Universidad de Missouri clasificó a los jóvenes según su cambio de personalidad con el consumo de alcohol. 

El que siempre se mete en problemas y propina golpes en una fiesta. El que es muy tímido cuando está sobrio pero se pone extrovertido y "chistoso" al tomar unas copas de más. Estos son algunos tipos de bebedores de alcohol, según un nuevo estudio publicado por la revista Addiction Research & Theory.

Un grupo de psicólogos de la Universidad de Missouri en Columbia, EE.UU., examinó a un total de 374 estudiantes de 18 años en promedio y los clasificaron en cuatro categorías según cómo era su personalidad y comportamiento cuando tomaban en exceso.

A la primera categoría la llamaron "Ernest Hemingway". Este grupo, el más extenso, fue el que mostró los mínimos cambios de personalidad y que tuvo las menores consecuencias negativas por su comportamiento, a pesar de haber tomado en exceso. Por ejemplo, su nivel de escrupulosidad -estar preparado, ser organizado, ser rápido- fue el que bajó menos en los cuatro grupos. También su nivel de intelecto -entender imágenes abstractas, ser imaginativo- disminuyó mínimamente.

A otra categoría la llamaron "Mary Poppins". Un 14% de los participantes cayó en este segmento que se caracteriza por ser muy agradable y amigable estando sobrio, y que con consumo de alcohol aumenta su extroversión. "Este grupo esencialmente captura los bebedores dulces y responsables que experimentan menos consecuencias negativas con el alcohol", dice el estudio.

En la categoría "Profesor Chiflado" es donde hay más viraje de personalidad. Se trata de personas que sin alcohol son tímidas y retraídas, y que cuando se embriagan se vuelven extrovertidas y poco escrupulosas, explica Rolando Chandía, psiquiatra experto en adicciones del Instituto Alfa. "En el lenguaje común, los jóvenes le llaman el 'curado loco'", dice. Si bien son las personas que más cambian, su comportamiento no tiene muchas consecuencias negativas.

La quinta categoría, "Mr.Hyde", es la que conlleva peores consecuencias ya que se trata de bebedores que se tornan violentos, hostiles y menos responsables. "Son los que siempre se meten en problemas y los amigos evitan salir con ellos", explica el psiquiatra. "En este último nivel puede haber un trastorno de personalidad grave y puede requerir de una intervención mayor con psicoterapia".

Publicado en: 
El Mercurio