Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

29 de Junio de 2016
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.spanish.latinospost.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.spanish.latinospost.com

Hasta hace tres días era común ver cerca de las cajas de los supermercados una serie de productos, principalmente chocolates y golosinas, que venían acompañados de juguetes o que su mismo envase podía ser utilizado como tal.

Pero en un recorrido hecho ayer por "El Mercurio" en supermercados de la zona oriente de la capital, se pudo observar cómo estos han ido desapareciendo, siendo reemplazados en los mismos estantes por productos con las advertencias "alto en". Tampoco se encontró a la venta Kínder sorpresa, el huevo de chocolate que en su interior contiene una figura armable.

Este cambio es uno de los efectos de la Ley de Etiquetado de Alimentos, la norma que entró en vigencia el lunes y que busca hacer frente a los altos índices de sobrepeso en el país poniendo una advertencia en los alimentos que sobrepasan los límites establecidos por la autoridad en azúcar, grasas saturadas, calorías y sodio, y prohibiendo que estos usen ganchos comerciales dirigidos hacia niños, como juguetes.

Ayer fue el primer día hábil desde que rige la ley, y en distintas regiones del país, personal de las secretarías regionales ministeriales (seremis) salieron a fiscalizar el cumplimiento de la normativa, según sostuvieron desde el Ministerio de Salud.

Las inspecciones -tal como se había anunciado para esta primera etapa- se centran, principalmente, en supermercados y colegios. Si se detectan incumplimientos, por ahora, se aplican amonestaciones, y si la falta se reitera en el tiempo, se multará o, en último caso, al cierre de los locales.

Entre lo fiscalizado está que los productos tengan los sellos "alto en" cuando correspondan, y que estos no usen ganchos comerciales dirigidos a niños, como juguetes.

"Por el momento, no hemos tenido conocimiento de sanciones", dijo Rodrigo Álvarez, presidente de AB Chile, el gremio que reúne a los principales productores de alimentos y bebidas del país.

Si bien sostuvo que "todavía es muy luego para hacer un balance", contó que la percepción de la industria hasta ahora es que existe "cierto grado de confusión por parte de los consumidores al interpretar el nuevo etiquetado".

En Salud han reconocido que la cantidad de fiscalizadores de las seremis no es suficiente -son los mismos que fiscalizan, por ejemplo, la norma antitabaco, el funcionamiento de las farmacias o el cumplimiento de las medidas medioambientales en episodios críticos, entre otras disposiciones-, por lo que las autoridades han llamado a los ciudadanos a que colaboren con el control social.

En ese sentido, el presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), Hernán Calderón, dijo que "los consumidores somos los principales fiscalizadores del cumplimiento de la legislación y debemos denunciar donde no se cumpla".

Agregó que como organización revisarán, "todos los productos que han dicho que bajaron sus contenidos en azúcar, sal, grasa y calorías, de manera de analizar en laboratorios para ver si efectivamente las etiquetas cumplen lo que dicen. Aplaudiremos a los que cumplen y denunciaremos a los otros".

Ayer, el senador PPD Guido Girardi hizo su propio balance de la ley, y aunque dijo que la mayor parte de la industria está cumpliendo, sostuvo que se están utilizando caricaturas en los envases de algunos que, a su juicio, no corresponden: "Le pedimos a Nestlé que sea una empresa seria y que no use triquiñuelas para eludir la ley", dijo.

Sanciones

El primer mes de la norma habrá amonestaciones y luego se avanzará a multas.

Publicado en: 
El Mercurio por N. Cabello y L. Andriásola.