Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

18 de Febrero de 2016

Temática

Foto de El Mercurio
Foto de El Mercurio

Administrar testosterona en quienes han sufrido una disminución de esta hormona mejora su estado de ánimo y su rendimiento físico, asegura una nueva investigación. 

El uso de terapias de reemplazo hormonal en hombres mayores de 65 años, cuando sus niveles de testosterona han comenzado a disminuir, puede ser útil para mejorar su función sexual, el estado de ánimo y su rendimiento físico. Así lo establece una investigación publicada en la revista científica New England Journal of Medicine.

De una manera similar pero menos evidente a como ocurre con los estrógenos en las mujeres, algunos hombres sufren una disminución en sus niveles de testosterona. "Hasta el 38% de los mayores de 45 años tiene una baja de testosterona; eso no necesariamente genera síntomas ni molestias", precisa el doctor Rodrigo Leyton, urólogo de Clínica Indisa y vicepresidente de la Sociedad Chilena de Urología.

Esta baja puede generar trastornos en la libido, en la masa muscular; pueden aparecer fatiga, bochornos y trastornos del ánimo.

Un estudio en el que participaron una docena de centros en EE.UU. evaluó los efectos de una terapia hormonal con testosterona -aplicada en gel- en 790 hombres mayores de 65 años, durante un año.

Los resultados mostraron un aumento de los niveles de testosterona -similares a los de un hombre joven-, y mejoras a nivel de la función sexual, el ánimo y el rendimiento físico, al comparar a los participantes con un grupo que recibió un placebo. Tampoco se vio un aumento de complicaciones cardiovasculares, por lo que los autores sugieren incorporar esta terapia (que puede administrarse vía oral o por medio de gel o inyecciones) en hombres con bajos niveles de testosterona asociados con la edad y que presentan síntomas.

Se estima que apenas el 10% de quienes sufren una baja de testosterona y tienen molestias recibe tratamiento, debido sobre todo a que no consultan por desconocimiento, advierte el doctor Leyton.

El doctor Ronald Swerdloff, del Instituto de Investigación Biomédica de Los Angeles (LA BioMed), de EE.UU., uno de los centros que participaron en la investigación, precisa que, pese a los buenos resultados, "continuaremos analizando más información para determinar si el tratamiento con testosterona mejora la función cognitiva, la densidad ósea y la salud cardiovascular, así como eventuales riesgos".

Publicado en: 
El Mercurio por C. González