Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

02 de Agosto de 2016

Temática

Entre las consecuencias que puede tener la obesidad en la salud de las personas, siempre se menciona el infarto cardíaco. Una asociación que se ha dado por hecho.

La sorpresa la dio ahora un estudio de investigadores de la Universidad de Umea, en Suecia, quienes trabajaron con 4.046 pares de gemelos, con edades entre 42 y 92 años y demostraron que cuando uno de ellos pesa más y tiene más grasa corporal que su hermano, no tiene un mayor riesgo de presentar un infarto cardíaco o de muerte.

En todo caso, la investigación demostró que quienes pesan más sí tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Los resultados del trabajo, que siguió más de 12 años a los participantes, se publican en la revista JAMA Internal Medicine.

Estilos de vida

"Los resultados sugieren que los cambios en los estilos de vida que reducen el peso y los niveles de obesidad, no tienen un efecto en el riesgo de muerte y de infarto cardíaco, lo que contradice la comprensión habitual de los riesgos de salud que se relacionan con la obesidad", dice el doctor Peter Nordström, uno de los autores del estudio.

Los resultados mostraron que en los gemelos con sobrepeso, el 5% se infartó y un 13,6% falleció. Entre quienes tenían un peso normal, el 5,2% sufrió infarto y el 15,6% murió. Al comparar gemelos obesos y de peso normal, tampoco hubo diferencia.

"El estudio muestra que el aumento de peso incrementa el riesgo de diabetes, mientras que la enfermedad cardiovascular depende más de la genética de las personas", explica el doctor Rodolfo Lahsen, diabetólogo del Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de Clínica Las Condes.

Este especialista advierte que en todo caso la diabetes es también un factor de riesgo cardiovascular. Entonces, "esto podría ser cosa de tiempo", es decir, si el seguimiento de los pacientes se prolonga más todavía, podrían aparecer las complicaciones cardiovasculares. Por eso, el doctor Lahsen recomienda mantener un peso normal, tener estilos de vida saludables y cumplir con controles médicos periódicos.

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.ntn24.com
Publicado en: 
El Mercurio por Sebastián Urbina