Publicado el

24 de Mayo de 2017
Licencia Creative Commons / Pixabay
Licencia Creative Commons / Pixabay

Comer chocolate con moderación varias veces a la semana reduce en hasta un 20% el riesgo de arritmia, específicamente de la llamada fibrilación auricular (ver recuadro).

Así lo demuestra un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard que, junto a investigadores daneses, analizó el Registro Nacional de Pacientes de Dinamarca.

En el trabajo se analizaron los antecedentes de más de 55 mil pacientes de entre 50 y 64 años. Así se vio que quienes consumían al mes entre una y tres porciones de chocolate de 30 gramos cada una, reducía su riesgo de tener fibrilación auricular en 10%. Si comía una porción a la semana, disminuía su riesgo en 17%. Y si ingería dos a seis porciones a la semana, tenía una reducción del riesgo de 20%.

Los resultados de este trabajo, que son similares para hombres y mujeres, se publicaron ayer en la revista Heart.

"Nuestro estudio agrega evidencia sobre los beneficios en salud cardíaca que entrega el consumo de chocolate", dice Elizabeth Mostofsky, del departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Hábito recomendable

En este caso, el consumo regular de este alimento permite proteger la salud cardíaca de un tipo de arritmia que afecta a millones de personas en el mundo.

El beneficio se explica porque el cacao es rico en flavonoides, elementos que brindan elasticidad a la pared de las arterias ayudando a que exista un flujo normal de sangre. El problema de la fibrilación auricular es que produce coágulos que pueden causar infartos cerebrales.

"En este caso, el estudio es importante porque la cantidad de participantes es grande", dice Camilo Aburto, nutricionista y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello. Según explica, otros estudios han demostrado que este alimento también reduce la presión arterial y aumenta el colesterol "bueno" y reduce el "malo".

"El problema en Chile es que la mayor parte del chocolate es rico en azúcar y en leche, es decir, muy calórico, pero bajo en cacao", explica Aburto.

Para Mostofsky, en tanto, es importante tener un consumo moderado para no ganar peso y desarrollar otras enfermedades.

Epidemia emergente La fibrilación auricular es una de las arritmias más frecuentes y su aparición aumenta en forma muy importante con la edad. Si a los 50 años existe una prevalencia de 0,5%, a los 80 aumenta a casi un 9%. El Ministerio de Salud califica a la fibrilación auricular como una epidemia emergente entre las enfermedades cardiovasculares, debido a su alta prevalencia y a los costos que tiene tratarla.

Publicado en: 
El Mercurio