Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

31 de Mayo de 2016

Temática

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.canalnuestratele.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.canalnuestratele.com

Nicotina y alquitrán no son las únicas sustancias tóxicas que se inhalan al fumar. En el humo del cigarro se han identificado más de 3.500 sustancias, muchas de las cuales son potencialmente cancerígenas cuando se metabolizan en el organismo. Así, al riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares y respiratorios, el tabaquismo también abre la puerta al desarrollo de más de una decena de tumores.

Boca, laringe, tráquea, esófago, pulmón, estómago, hígado, vejiga, colon, próstata y páncreas, así como leucemia mieloide, son cánceres en los que la ciencia ha logrado demostrar una relación directa con el consumo de tabaco.

"El daño del cigarrillo es acumulativo y progresivo en el tiempo. En el caso del cáncer de pulmón, nueve de cada diez casos están relacionados con el tabaquismo", precisa el doctor Juan Emilio Cheyre, cirujano del Instituto Oncológico de la Fundación Arturo López Pérez.

Un problema que no es ajeno a Chile: los tumores pulmonares son la segunda causa de muerte en hombres (después del gástrico) y la tercera en mujeres (detrás del mamario y de vesícula).

La doctora Laura Itriago, oncóloga del Centro Clínico del Cáncer de Clínica Las Condes, advierte que "si las mujeres continúan con las tasas de consumo actual -las adolescentes chilenas de 13 a 15 años son las que más consumen cigarrillos en la región (27,8%)-, pronto la mortalidad por cáncer de pulmón desplazará a los tumores de mama", tal como ya ocurre en naciones desarrolladas, según datos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC).

Para los especialistas, la preocupación está en que los tumores asociados al tabaquismo pueden ir al alza, considerando que el país tiene la mayor prevalencia de consumo de cigarrillos en el continente (39% de los mayores de 15 años fuma).

Así lo establece el Informe sobre el Control del Tabaco en la Región de las Américas 2016, dado a conocer la semana pasada por la OMS, entidad que hoy promueve el Día Mundial Sin Fumar, con el propósito de recordar los riesgos asociados a este hábito.

Más jóvenes

Junto a un mayor porcentaje de población con este hábito, se suma el hecho de la baja edad de inicio del tabaquismo entre los chilenos (13,4 años en promedio). "Mientras más precoz el inicio, son más años fumando; eso provoca que algunos cánceres estén apareciendo a edades más jóvenes que lo habitual", comenta la doctora Itriago.

Cheyre agrega que una persona fumadora comienza a disminuir su riesgo de desarrollar un cáncer recién al quinto año de abandonar el tabaquismo. "A los diez años, el riesgo apenas baja a la mitad. Pero nunca llega al nivel de un no fumador".

Por ello, "el factor de riesgo prevenible que tiene un mayor impacto en disminuir la mortalidad por cáncer y otras enfermedades crónicas es el tabaco", enfatiza la doctora Itriago.

La realidad es clara al respecto: el cigarrillo fue responsable de casi el 50% de las muertes por doce tipos de cáncer en EE.UU. durante 2011, según un informe publicado el año pasado por la revista JAMA. Además, es la causa de alrededor del 22% de las muertes por cáncer en general en el planeta.

"El cigarrillo y sus compuestos tóxicos funcionan como un inmunosupresor en el organismo; además, producen daño en el ADN celular, todo lo que posibilita la aparición de tumores", explica el doctor Juan Eduardo Toro, broncopulmonar y académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago.

Además, el daño del tabaquismo no solo se relaciona con la aparición del tumor, sino con otras patologías que van restringiendo las opciones terapéuticas, incluso en cánceres no vinculados en su origen al cigarrillo. Por ejemplo, un informe de la Sociedad Oncológica Americana advierte que el riesgo de las fumadoras de morir por cáncer de mama es 30% más alto que entre las no fumadoras.

Publicado en: 
El Mercurio por C. González