Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

25 de Diciembre de 2015

Temática

Imagen: El Mercurio
Imagen: El Mercurio

En algunos sitios en internet se vende como "El mejor quemador de grasas del mundo", un llamativo eslogan que ha cautivado sobre todo a jóvenes que buscan perder kilos de manera rápida, y también a quienes practican el fisicoculturismo, ya que facilitaría el aumento de la masa muscular. Se trata del dinitrofenol (DNP) -un polvo amarillo que viene en cápsulas- y que hoy está en la mira de las agencias y expertos en salud.

No solo porque su venta es ilegal, sino sobre todo porque se trata de un producto no apto para el consumo humano: se usó originalmente para la fabricación de explosivos y en la actualidad se utiliza para la elaboración de pesticidas.

Solo este año en el Reino Unido se han reportado más de 30 casos de intoxicaciones y cinco muertes atribuidas a su uso. Por ello, el Departamento de Salud Pública de Inglaterra lanzó una alerta este mes, advirtiendo sobre el "resurgimiento" de este tipo de intoxicaciones, "cuyos principales afectados son adolescentes y jóvenes".

"Es un producto que se ocupó como medicamento para adelgazar hace muchos años, en la década del 30; pero luego se prohibió por su alto efecto tóxico, que provocó muchas muertes", explica el doctor Fernando Carrasco, nutriólogo y académico del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

"Lo que hace es bloquear la cadena respiratoria de la célula, haciendo que sean incapaces de depositar energía en el organismo".

Este efecto provoca que se pierda efectivamente grasa y peso, pero tiene asociado una serie de efectos secundarios. "Provoca una toxicidad generalizada, que puede alterar el funcionamiento del hígado, el corazón y el cerebro, y a nivel muscular, generando complicaciones en todos esos órganos", agrega el doctor Gonzalo Ruiz-Esquide, nutriólogo de Clínica Santa María.

También hay efectos tóxicos más inmediatos, como confusión, agitación, convulsiones, hipertermia (aumento de la temperatura corporal más allá de lo normal), taquicardia y sudoración.

"Otras secuelas son cataratas y cardiopatías -agrega Carrasco-. El efecto es variable según el paciente, se puede dar el efecto tóxico con dosis altas o bajas".

Este año, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Interpol emitieron informes alertando sobre el aumento en el consumo de esta sustancia. "Es ilícita y potencialmente mortal", declaró la Interpol en una Alerta Naranja mundial.

Solo dos son los tratamientos farmacológicos aprobados para bajar de peso (Fentermina y Orlistat). Pero el doctor Ruiz-Esquide enfatiza que "lo más indicado es la promoción de estilos de vida saludables".

Publicado en: 
El Mercurio por C. González