Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

14 de Febrero de 2017

Esto es lo que concluyó un estudio que duró más de un año, en el que participaron 296 pacientes con alto riesgo cardíaco, que tenían un promedio de edad de 66 años. 

Si bien la dieta mediterránea cuenta con una evidencia maciza sobre sus beneficios para la salud, sus efectos se siguen investigando para comprenderlos mejor.

Es el caso del llamado "colesterol bueno" o HDL. Si bien esta dieta no cambia sus niveles en forma importante, sí mejora sus funciones. Entre ellas se cuentan que remueve el colesterol que se deposita en las paredes de las arterias, ayudando así a que se mantengan dilatadas y con un buen flujo de sangre, lo que previene la formación de coágulos que pueden causar infartos.

El mejor alimento

Qué tipo de alimento potencia mejor este efecto es lo que trataron de aclarar los científicos del Instituto de Investigación Médica del Hospital del Mar, en Barcelona, España. Ellos realizaron un estudio por más de un año con 296 personas, de 66 años promedio y que tenían un riesgo cardiovascular alto. Los resultados se publicaron ayer en la revista Circulation.

En la investigación, cien de los pacientes consumieron una dieta mediterránea, enriquecida con cuatro cucharadas diarias de aceite de oliva virgen. Otros cien comieron estilo mediterráneo, pero agregando un puñado diario de frutos secos, como nueces y almendras. Y 96 se alimentaron con una "dieta saludable", que era baja en carnes rojas, alimentos procesados, lácteos con alto contenido graso y dulces. La dieta mediterránea consistió en frutas, vegetales, legumbres, granos enteros y cantidades moderadas de pescado y aves.

Los mejores resultados se obtuvieron con la dieta enriquecida con aceite de oliva virgen, aunque solo fueron levemente mejores que los de la enriquecida con frutos secos. "Estos consisten en que el HDL de estos pacientes limpia el colesterol que se deposita en las paredes de las arterias y logra que estas se mantengan flexibles y dilatadas, evitando que se formen coágulos que pueden causar infartos", explica el doctor Alejandro Abufhele, cardiólogo de Clínica Alemana. La dieta saludable, en cambio, no produjo ningún cambio en la función del colesterol HDL.

"Lo paradojal es que cuando se logra aumentar este colesterol con medicamentos, no se reduce el riesgo cardiovascular", advierte este especialista. Esto lleva a pensar que lo importante no son los niveles de este "colesterol bueno", sino su funcionalidad.

"Algo similar sucede con las grasas omega-3, que si bien son beneficiosas cuando se consumen en forma de pescado graso, no tienen efecto alguno cuando se toman como tabletas", afirma el doctor Abufhele.

De esta forma, para los investigadores, la dieta mediterránea sigue siendo la alternativa más segura para tener una buena salud.

Publicado en: 
S. Urbina, El Mercurio