Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Diciembre de 2015

Temática

Foto: Nelson Olmos, El Mercurio
Foto: Nelson Olmos, El Mercurio

Uno de los posibles culpables está identificado: a fines del siglo 19 se descubrió que solo el 10% de las células del sistema nervioso eran neuronas y el 90% restante eran células gliales.

Se cree que entonces empezó a circular la idea de que solo usamos el 10% de nuestro cerebro.

La frase se repitió tanto y hoy es tan popular que se decidió que fuera parte de los 12 mitos que se desentrañan en el libro "Neuromitos en la educación. El aprendizaje desde la neurociencia", publicado este año en España por un grupo de médicos, pedagogos, psicólogos y físicos, los mismos que crearon el posgrado de Neuroeducación en la Universidad de Barcelona.

Según explica Anna Forés, una de las autoras, hoy se sabe que esa cifra del 10% es falsa. "Los últimos hallazgos aportados por la neurociencia han permitido demostrar que las células gliales tienen un papel muy relevante en la transmisión de información interneuronal y son estrictamente necesarias para la supervivencia de las neuronas", dice en entrevista con "El Mercurio".

Para lograr desenmascarar los mitos que se hablan en el libro, los investigadores analizaron los últimos estudios sobre el tema. Así, otra de las ideas populares investigadas fue la de que hay asignaturas "de segundo orden".

"Todas son esenciales para aprender y cada una tiene sus funciones. Aunque asignaturas como educación física o música no gocen del prestigio de las matemáticas o las lenguas, son esenciales para favorecer un buen aprendizaje", dice la especialista.

De hecho, meditar o hacer ejercicio permite facilitar el aprendizaje posterior, por ello las distintas materias son siempre complementarias.

En el libro también se cuestiona el hecho de que es necesario pasar muchas horas en el colegio para aprender más.

"¿Hay alguna evidencia que nos incline a pensar que cuantas más horas estén los niños y jóvenes en la escuela aprenderán más y mejor? -se pregunta Forés-. Ciertamente los últimos estudios demuestran una relación inversa. El lema de la reforma que se llevó a cabo en Singapur fue muy sencillo: 'Enseñar menos y aprender más'".

Para esto, eso sí, se necesita reducir los contenidos curriculares para que los profesores puedan innovar, agrega Forés.

Hemisferios conectados

El dicho "La letra con sangre entra" o el hecho de pensar que las distintas personas utilizan diferentes hemisferios cerebrales al estudiar son otros errores que suelen repetirse de boca en boca.

"Las imágenes (cerebrales) muestran las regiones que son más activas durante el procesamiento de la tarea cognitiva, lo cual no significa que no existan otras regiones que intervengan también en el proceso, aunque en menor medida. De hecho, todas las regiones del cerebro están activas recibiendo el correspondiente flujo sanguíneo. En resumen, no se trata de dividir a los estudiantes por sus predominancias, sino hacer propuestas de aprendizaje integrando los dos hemisferios y sus funcionalidades, que es como el cerebro realmente trabaja".

El efecto Mozart es otro mito cuestionado en el libro. En una entrevista con el diario La Vanguardia, Forés fue tajante: "Con el efecto Mozart lo que venimos a decir es que no solamente por escuchar a Mozart vas a tener un mejor rendimiento, sino que si escucharas otro tipo de música tendrías el mismo resultado. Y que si en lugar de escuchar, creas música, vas a aprender mejor. Detrás de las premisas del efecto Mozart o la gimnasia cerebral lo que hay es una campaña empresarial. Hay que ver hasta qué punto es un negocio".

Forés sabe que aunque se publique este libro, hay mitos que seguirán estando vivos en las creencias populares.

"Cualquier cambio es lento, pero invitamos a los profesores a que sean ellos los que investiguen y ratifiquen aquello que les funcione".

Publicado en: 
El Mercurio por Amalia Torres