Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

01 de Septiembre de 2015

Temática

Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.ecaydudisfruta.com
Foto: Bajo licencia Creative Commons / www.ecaydudisfruta.com

Frente al aumento de restricciones al tabaquismo, los fumadores se aferran a su hábito. Sin embargo, han reducido la cantidad de cigarrillos diarios. 

El impacto de las leyes antitabaco, que han ido tomando fuerza en los últimos años a través del planeta, aún está por verse. Así, al menos, lo plantea un estudio europeo que muestra que la prevalencia de tabaquismo en el Viejo Continente se ha mantenido estable en los últimos siete años, aunque ha crecido el número de personas que no pretenden dejar de fumar.

Los datos -presentados hoy en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, que se realiza en Londres hasta mañana- provienen del estudio Euroaspire, una serie de encuestas que se vienen realizando desde 1995 en una veintena de naciones europeas, para prevenir enfermedades coronarias.

El consumo de cigarrillos tiene un rol preponderante en este trabajo, como explica a "El Mercurio" la doctora Kornelia Kotseva, jefa de esta investigación y miembro del Imperial College de Londres. "Junto a la obesidad y el sedentarismo, el tabaquismo es un factor que favorece los problemas a nivel cardíaco".

Apoyo para abandonar

Las diversas medidas antitabaco implementadas en Europa -como ambientes libres de humo, restricción en la publicidad, aumento de impuestos y cambios en el etiquetado- redujeron el número de fumadores, que hoy oscila alrededor del 27% de la población. "Pero ese número se ha mantenido estable en los últimos siete años; eso supone que se trata de un grupo de fumadores con un hábito muy arraigado y en quienes es más difícil intervenir".

Incluso, en ese mismo período, el número de fumadores que reconocen no tener intenciones de dejar de fumar aumentó de 23 a 34%. No obstante, Kotseva reconoce que sí han reducido la cantidad de cigarrillos al día.

"Los mayores niveles de tabaquismo están aún entre la población más joven, que son los que más pueden ganar si lo abandonan", precisa.

Uno de los grandes problemas es la falta de políticas y ofertas para ayudar a dejar de fumar. Un problema que también se observa en países como Chile, en donde 9,7 millones de personas fuman -en promedio, 8 a 11 cigarrillos diarios- y unas 16 mil mueren al año por esta causa, según datos del Ministerio de Salud.

Estas cifras dejan al país como uno de los con mayor prevalencia de tabaquismo en Latinoamérica.

Publicado en: 
El Mercurio por C. González