Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

23 de Julio de 2017

Temática

Mientras mayor sea la diferencia de pasos entre los ciudadanos que caminan más y los que lo hacen muy poco, más altos son los niveles de sobrepeso de esa nación.

 

Los celulares pueden comunicar mucho más que conversaciones y textos. Así al menos lo corrobora un estudio publicado este mes en la revista Nature.

Utilizando datos de un podómetro para celulares, investigadores del Mobilize Center de la U. de Stanford analizaron el número de pasos que dieron 717.527 personas en 111 países.

La información fue recolectada durante 95 días en forma anónima por Argus, una aplicación gratuita que utiliza el acelerómetro de los teléfonos móviles para monitorear la actividad física de sus usuarios, incluyendo sus pasos diarios y otros indicadores de salud.

El país cuyos ciudadanos menos caminan en promedio resultó ser Honduras (3.382 pasos/día), mientras que en Hong Kong prácticamente dejan los pies en la calle (6.879). Chile, en tanto, está cerca del promedio mundial, con 5.204 pasos diarios.

Problema social

Si bien el estudio abarcó más de cien países, sus autores se centraron en 46 para los cuales Argus entregó datos de al menos mil usuarios. Chile fue uno de ellos.

Los autores decidieron ordenar a los países según la brecha entre quienes caminan mucho y muy poco. Para eso aplicaron el Índice de Gini, que se usa para medir desigualdades en la distribución del ingreso de un país.

Así acuñaron el término "desigualdad de actividad" y detectaron un patrón inesperado: países como China o Japón, cuya desigualdad de actividad es baja -es decir, donde la mayoría de sus habitantes camina una cantidad similar de pasos al día -tienen bajos índices de obesidad.

En el polo opuesto, países con una gran brecha entre los que caminan mucho y quienes prácticamente no se mueven -como ocurre en Arabia Saudita y Estados Unidos- suelen mostrar altas tasas de obesidad (ver infografía).

"La inactividad y la obesidad no son problemas a nivel individual, sino de la sociedad. Ciertos ambientes hacen más fácil ser activo y saludable que otros. Debemos crear esos ambientes en forma proactiva", dice a "El Mercurio" Tim Althoff, autor principal del estudio.

Una de las formas de hacerlo, agrega, es "invertir en ciudades caminables y en infraestructura que permita a las personas caminar cotidianamente más a menudo".

La doctora Sandra Mahecha, especialista en Medicina del Deporte de la Clínica MEDS, señala que contar pasos no solo permite medir la actividad física de una población. "Es la primera actividad que recomendamos para mantenerse activo, especialmente cuando se está comenzando y se necesita motivación".

Para tener una idea de cuánto se camina al día, se pueden usar aplicaciones que vienen en algunos celulares o descargar podómetros como Argus. "En general, nadie debería irse a dormir tranquilo si no ha caminado al menos 5 mil pasos al día, mientras que lo ideal para un adulto es entre 7.500 y 10.000 pasos (unos 8 kilómetros)", dice la especialista, quien señala que 30 minutos de caminata equivalen a unos 3 mil a 4 mil pasos.

Para los investigadores de Stanford, el uso de celulares no solo permitió realizar un estudio con mil veces más individuos que cualquier estudio previo en su tipo y siguiendo la actividad real, en vez de la reportada subjetivamente en una encuesta. "Este estudio abre la puerta a nuevas formas de hacer ciencia a una escala mucho mayor que lo que se ha hecho hasta ahora", destacó Scott Delp, director del Mobilize Center.

Publicado en: 
El Mercurio