Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

02 de Noviembre de 2016

Temática

Chile Vive Sano
Chile Vive Sano

Reconocer a una persona que hace trekking por primera vez es una tarea sencilla para los ojos de un experto. No solo porque puede andar con la mochila muy llena, zapatillas normales, en vez de zapatos con más agarre, y porque se ve más cansada que el resto de los caminantes.

También, dice Deborah Raby -directora ejecutiva de la Asociación Parque Cordillera, que tiene a su cargo algunos trekkings , como el Salto de Apoquindo- porque no siguen algunas de las normas implícitas de los senderistas, como saludarse aunque no se conozcan. "Al final se vuelve una rutina y en las calles cuando camino o cuando voy en bicicleta, también voy saludando a todo el mundo".

Jaime Cruz, presidente del Club Trekking Santiago va más allá: "Si no te saludan, uno sabe que no es de la 'tribu' de gente que hace trekking ".

Además de no saludar, algunos tampoco respetan el silencio del entorno, básico para los "trekkinistas". "El otro día llegó gente con parlantes (al comienzo del trekking ), entonces les dijimos que no podían entrar a menos que dejaran los parlantes en el auto. Porque el resto no quiere ir al salto de agua y escuchar música", dice Raby.

Sin embargo, a pesar del control, no pueden evitar que algunas personas pongan música fuerte desde su celular. "Uno va a un lugar por la tranquilidad, a escuchar a los pajaritos, a escuchar la naturaleza, pero a veces nos encontramos con personas que no van en esa línea. Y yo pienso, si quieren escuchar música, mejor siéntense en el sofá", dice Rodrigo Olate, jefe de la carrera Turismo Aventura IP-CFT Santo Tomás Santiago y quien al menos tres veces por semanas va a subir cerros.

Para Olate, los audífonos tampoco son una buena alternativa. "Significa no estar atento a mi entorno y quizás haya alguien que necesita ayuda y no lo voy a escuchar, o puede haber una caída de piedras que necesito percibir. Es estar atento para prevenir el peligro".

Zapatillas sin agarre y jeans son solo algunos de los errores de vestimenta que ha visto Raby. "Hemos visto gente llegar con zapatos altos. Y eso es un peligro y no tener idea lo que es un trekking . A esas personas les decimos que así no pueden subir".

Loreto Torres ha subido seis veces al Manquehue en el último año, pero la última vez, para un fin de semana largo, no solo vio a más caminantes que nunca, también a una persona que iba cerro arriba calzando hawaianas. "¡Me pareció súper peligroso, aunque no fuera a llegar hasta la cima!".

Jaime Cruz lo resume así: "Para él que nunca ha ido a subir un cerro, piensa que hacer trekking es como ir al San Cristóbal o al Santa Lucía".

No seguir al líder

No hacer taco quedándose detenidos en las pasadas y hacerle caso al líder son otras normas de etiqueta conocidas por los trekkinistas. "Se sigue lo que indica el líder: él dice si se avanza o se espera al resto. El nuevo, en cambio, muchas veces quiere seguir avanzando, pero la idea es no separarse, que no esté uno muy lejos del otro por si hay algún problema o para no tomar un camino diferente", dice el presidente del Club Trekking Santiago, Jaime Cruz.

El paso al andar también delata quién es quién. "El que hace trekking tiene buena condición física y puede mantener el mismo ritmo en toda la salida. El otro, en cambio, no conoce su ritmo y generalmente parte rápido, pero después se cansa, como caballo de carrera", agrega Cruz.

Por otro lado, cargar con un cooler en los primeros minutos de una caminata puede parecer buena idea, pero cuando el camino continúa por algunas horas, los novatos se dan cuenta de que lo mejor es llevar raciones de comida livianas. Raby reconoce que en la Asociación Parque Cordillera les aconsejan que dejen estos elementos abajo antes de comenzar el ascenso.

Con ella coincide Cruz: "El que está acostumbrado, lleva cosas para picar, muchos frutos secos, un sándwich para la cima, y para hidratarse, bebidas isotónicas en polvo para hacer, o compradas. ¡Pero hay gente que lleva bebidas! Eso no sirve para hidratarse, terminan con más sed".

Publicado en: 
El Mercurio, por Amalia Torres