Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

02 de Julio de 2015

Temática

Foto bajo licencia Creative Commons
Foto bajo licencia Creative Commons

En ambos casos, las personas consumen más calorías, así como grasas, colesterol y sodio. La investigación consideró el seguimiento de más de 18 mil personas durante ocho años. 

Al salir a comer, ya sea a un restaurante o a un local de comida rápida, las personas consumen en promedio 200 calorías extra, comparado con comer en la casa.

Así lo advierte un estudio de la Universidad de Illinois, que agrega que las personas comen más grasas saturadas, más colesterol y más sodio.

Los resultados de la investigación se publican en el European Journal of Clinical Nutrition, donde se ve que incluso en los restaurantes se come más colesterol y sodio que en los locales de comida rápida.

También se reconoce que las personas en restaurantes, en promedio, consumen más nutrientes saludables como vitaminas, potasio y grasas omega-3, incluso más que en sus casas.

Además, al salir a comer, "las personas con menos nivel educacional comen más en locales de comida rápida, mientras que quienes tienen ingresos medios comen más en restaurantes, aunque consumiendo más calorías, grasas y sodio", dice An Ruopeng, autor del estudio.

Importante elección

"En este estudio lo importante es la elección de lo que uno come", dice Karen Basfi-fer, académica del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Aunque en ambos lugares se ve un consumo de calorías que supera el promedio diario, "en el restaurante al haber más variedad de alimentos y preparaciones, hay más consumo de vitaminas y minerales". Lo contrario sucede con la comida rápida, que está más estandarizada y tiene menos variedad de alimentos y, por eso, menos vitaminas y minerales, es decir, menos valor nutricional.

En el restaurante, el problema "son los platos elaborados con salsas y gratinados, que usan mantequilla y crema, por lo que es mejor evitarlos", dice Karen.

Publicado en: 
El Mercurio