Mensaje de error

Notice: Undefined index: field_tipo_de_publicaci_n en _ctools_entity_field_value_ctools_access_get_child() (línea 63 de /home/CVS/web/chilevivesano.cl/public_html/sites/all/modules/ctools/plugins/access/entity_field_value.inc).

Publicado el

14 de Julio de 2015

Temática

Revisión de 53 estudios demuestra que esta recomendación es eficiente y económicamente conveniente. 

La diabetes tipo 2 o del adulto es una enfermedad muy frecuente en el mundo. En Chile, se estima que un millón 500 mil mayores de 15 años estarían afectados por esta patología que se traduce en un nivel alto de azúcar en la sangre. Esta condición es también la causa principal de problemas de salud como la insuficiencia renal, ceguera y amputaciones, y una causa importante de infartos cardíacos y cerebrales.

Por esto, es muy importante contar con programas de salud que permitan reducir el riesgo de presentar este problema. Ahora, la Fuerza de Tarea de los Servicios de Prevención Comunitarios de Estados Unidos propone que se use una combinación de dieta y ejercicio, además de consejería y apoyo a lo largo de la intervención, como forma de prevenir la aparición de diabetes tipo 2 en adolescentes y adultos que tienen un riesgo alto de desarrollar esta enfermedad.

El grupo hizo una revisión de 53 estudios que habían analizado este tipo de programas, y vieron que fueron útiles y económicamente convenientes. Los resultados del trabajo se publican en los Anales de Medicina Interna de EE.UU.

Trabajo cercano

La evidencia encontrada en esta investigación demuestra que el secreto del éxito para que la estrategia funcione es trabajar a nivel comunitario con instructores y consejería que den respaldo al paciente por al menos tres meses. Lo ideal es que este apoyo sea presencial.

Asimismo, se vio que mientras más intenso es el programa, mayores son los cambios en los hábitos de la persona, hay una mayor baja de peso y se reduce más el riesgo de diabetes. Por ejemplo, si en un año la persona reduce un 2,5% su peso, esto disminuye en 60% el peligro de tener diabetes en los próximos seis años.

"Aunque se conoce la importancia de la dieta y el ejercicio como herramientas preventivas para la diabetes, la novedad que agrega este estudio es que ambas medidas se incorporan a un programa bien estructurado y en el que a los pacientes se les hace seguimiento, algo que no siempre se cumple", dice el doctor Aníbal Donoso, diabetólogo del Programa de Obesidad y Diabetes de la Clínica Universidad de los Andes.

En su opinión, "todo lo que nos permite postergar la aparición de esta enfermedad es un ahorro importante de recursos en salud". El problema -según dice- es que en Chile, y en general en Latinoamérica, no se realiza un seguimiento de estas intervenciones. Se les dan las recomendaciones a los pacientes, se les entregan las indicaciones para su dieta o para la actividad física, pero después no se controla si cumplió con lo que se le recomendó.

Debido al ahorro que producen estos programas, los autores del trabajo sugieren incluirlos en los programas de salud, reembolsarlos en caso de seguros privados o crear iniciativas que entreguen asesorías con tecnologías en línea.

Publicado en: 
El Mercurio